Santander, 1 ago (EFE).- Un total de 71 de los 102 municipios cántabros, equivalente al 69,61 por ciento, prestan servicios públicos mancomunados mediante las 20 las entidades supramunicipales que funcionan en la comunidad autónoma.

En toda España, el 76 por ciento de los ayuntamientos cuentan con servicios mancomunados y se supera el millar de entidades de este tipo, siendo Castilla y León, Castilla La Mancha y Comunidad Valenciana las comunidades donde más se prestan servicios mancomunados, al alcanzar el 80 por ciento de las uniones voluntarias de municipios.

Estos son algunos de los datos que se manejaron durante un encuentro organizado por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) y la Consejería de Presidencia y Justicia del Gobierno de Cantabria, en el que se analizó el presente y futuro de estas organizaciones supramunicipales para la prestación de servicios públicos y se abordaron las experiencias de otros países como Alemania.

El consejero de Presidencia y Justicia, Rafael de la Sierra, ha destacado la importancia que para Cantabria tiene el texto de conclusiones del encuentro, al ser un territorio con municipios pequeños y población dispersa y donde estas entidades "garantizan y hacen viable la prestación de servicios básicos y de calidad para nuestra población en las zonas rurales".

En el documento de conclusiones de este encuentro se señala que las mancomunidades se están consolidando como las entidades públicas que mejor garantizan la prestación de servicios a los ciudadanos residentes en las entidades locales más reducidas, pues se trata de prestar los servicios en los propios territorios, para mantener la población y que ésta no se vea discriminada por razón del lugar de residencia.

En nuestro país, 4.800 municipios no superan los 1.000 habitantes.

También se ha puesto de manifiesto la necesidad de colaboración de las mancomunidades con las comunidades autónomas, como es el caso de Cantabria.

Las ayudas autonómicas cuentan con un presupuesto de 400.000 euros que tienen como destino financiar los gastos corrientes y la organización en la prestación de servicios municipales y políticas de promoción local.

A juicio del consejero, la colaboración del Gobierno autonómico es "esencial" para potenciar el asociacionismo entre los municipios y apoyar económicamente a estas entidades supramunicipales que prestan un servicio "de mayor eficiencia y calidad".

Los servicios más comunes que se prestan actualmente por las mancomunidades son: gestión de residuos sólidos urbanos, abastecimiento y depuración de aguas, servicios sociales, desarrollo local, fomento de actividades turísticas y culturales, entre otros muchos.