Santander, 1 ago (EFE).- La plataforma Cántabros por la Ordenación Racional de la Energía Eólica (CORE) ha pedido que el Gobierno regule en el Plan de Ordenación del Territorio (PROT) las condiciones de una posible construcción de parques de energía eólica en la región, y que, "si es necesario", elabore un plan eólico.

El representante de CORE, Javier Ceruti, se ha manifestado hoy en este sentido en una rueda de prensa sobre la sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) que desestima el recurso presentado por ARCA contra el Plan de Sostenibilidad Energética de Cantabria (PSEC).

También han participado en el encuentro los representantes de ARCA y Seo/Birdlife, Carlos García y Felipe González, respectivamente.

Ceruti ha señalado que la sentencia, dictada el 23 de junio, resuelve que el informe de sostenibilidad ambiental del PSEC, en cuya "insuficiencia" se basaba el recurso presentado, "sí basta".

Pero ha matizado que es así "no porque sea muy protector", sino porque el TSJC considera que, "como el plan ha ido evolucionando desde una visión ambiental a otra meramente pragmática", es "suficiente ese mínimo nivel de protección que ofrece".

El tribunal, según relata el representante de CORE, apunta en la resolución dictada que si el PSEC no ordena el territorio que podría dedicarse a esta actividad es porque, como consecuencia de diferentes normas europeas, estatales y autonómicas que se han ido aprobando desde que se empezó a redactar el plan, el Gobierno regional "no tendría competencia" para hacerlo a través de este instrumento, que únicamente se refiere a la "ordenación energética".

Por ello, ha asegurado que el Gobierno debería regular la posible ubicación de molinos eólicos mediante "otros dos instrumentos": el PROT, "para zonificar"; y un plan eólico, para "determinar concretamente el desarrollo eólico".

Para Ceruti, es "importantísimo" y "fundamental" que el PROT, en cuyo primer borrador "no se habla de la energía eólica", incluya su regulación.

Carlos García ha afirmado que es "preocupante" que el PROT, que "debe establecer hacia dónde quiere ir la sociedad cántabra" y que "tenía que haberse hecho hace 14 años y ha empezado a tramitarse hace 11 meses", no diga nada del plan eólico, ya que se trata de un instrumento que ha generado "mucha conflictividad social".

García ha ofrecido la colaboración de CORE "para solucionar el problema", ya que "no se parte de cero" porque cuentan con una "zonificación" establecida "hace unos diez años" por la Universidad de Cantabria (UC) con la que están de acuerdo y que sería "compatible con el interés general de toda la sociedad cántabra y no solo de las empresas eléctricas".

El representante de ARCA ha criticado que el PROT "no diga nada" sobre la regulación de la energía eólica y tampoco mencione el fracking, "otro tema energético que ha generado una enorme contestación social".

Por su parte, Felipe González ha defendido que Cantabria "tiene la urgencia de desarrollar las energías renovables, de apostar por la sostenibilidad energética y la lucha contra el cambio climático".

En esa lucha, ha continuado, "las energías renovables, y la eólica en particular, tienen un papel crucial", por lo que "no se debe demorar más su llegada por no abordar adecuadamente el elemento crítico que suponen, que es su ubicación y su impacto".

Ha apuntado que "ahora mismo" el Gobierno de Cantabria tiene la oportunidad, a través del PROT, de "ordenar la ubicación" y que su "propuesta" para llevar a cabo esa iniciativa es adoptar el Plenercan elaborado en 2005, que permitía poner molinos eólicos en tres zonas de Cantabria.

Además, según ha opinado, el Gobierno tendría "muy fácil" cumplir con el objetivo del plan de sostenibilidad energética que tiene aprobado y poner a Cantabria en la ruta hacia la sostenibilidad ambiental a través del desarrollo de las energías renovables.

Han concluido asegurando que "lo que necesita todo el sector para desarrollarse es seguridad jurídica", que "solo puede llegar a través de un plan regional que entre en esta materia o de un plan eólico que concrete exactamente dónde van a instalarse los molinos".

"Ahora es un buen momento, porque si no se hace ahora volveremos a tener conflictos, denuncias y problemas en los tribunales y en la calle", han opinado.