Santander, 1 ago (EFE).- El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha destacado hoy la singularidad del accidente que se produjo ayer en la A-8, a la altura de la localidad cántabra de Ontón, lo que hizo, según ha añadido, "muy difícil" recuperar la normalidad del tráfico.

A preguntas de los periodistas tras participar en un encuentro de la Universidad Menéndez Pelayo en Santander, De la Serna ha recordado que en el accidente de ayer en la A-8, en el que falleció un camionero, el camión que conducía se incendió y quedó con la cabina descolgada sobre el viaducto de Ontón.

El ministro ha explicado que fue un accidente "especialmente singular", a lo que se sumó el intenso tráfico entre la zona oriental de Cantabria y Vizcaya por tratarse del 31 de julio, final e inicio de periodo de vacaciones.

Esto hizo, según ha añadido, Dfe la Serna "muy difícil" las tareas de recuperación de la normalidad en la autovía en sentido Vizcaya, aunque ha resaltado la "rápida" intervención de los servicios de emergencia.

"La propia situación del camión completamente atravesado impedía el que se pudiera reabrir la autovía y generó una rápida respuesta con los medios a disposición", ha señalado.

El interés del Gobierno es, según ha manifestado, que se recupere la normalidad "lo antes posible" y, para el futuro, trabajar en proyectos que permitan ampliar esas vías y absorber una mayor capacidad de tráfico que "normalmente" se produce en verano.

De la Serna también ha transmitido el lamento de parte del Gobierno por este "trágico" accidente y ha trasladado su apoyo a los familiares y amigos del conductor fallecido. EFE