Santander, 1 ago (EFE).- El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, considera que la últimas manifestaciones del presidente catalán, Carles Puigdemont, un "gesto" que demuestra una "huida hacia adelante" en un proceso "que no tiene salida" y denotan la "deriva extremista" que ha tomado su Gobierno.

"Es absolutamente lamentable escuchar en palabras de un representante político que representa al conjunto de los catalanes, decir alto y claro que le da igual el incumplimiento de la ley", ha dicho De la Serna, a preguntas de los periodistas sobre la afirmación de Puigdemont de que esta dispuesto incluso ir a prisión, antes que ceder en el referéndum.

Tras participar en un curso de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Santander, el ministro ha considerado "inasumible" esa postura y ha reiterado que el Gobierno de España "va a hacer cumplir la ley" con todos los instrumentos legales a su alcance para "que ese referéndum ilegal no se vaya a celebrar nunca".

Ha opinado además que las palabras "irresponsables" de Puigdemont "denotan la deriva extremista" que ha tomado su Gobierno, en el que "ya no hay cabida para la moderación o para aquellas personas que quieran hablar".

"Simplemente, hay planteamientos radicales y extremistas que conducen a la sociedad catalana a un camino sin ningún tipo de salida", ha apostillado De la Serna.