Torrelavega, 1 ago (EFE).- La tasa de criminalidad en el municipio de Torrelavega durante el primer semestre de 2017 se ha situado en el 29,6 por cada 1.000 habitantes, por debajo de la media en Cantabria (29,9), lo que supone unos niveles de seguridad "similares" a los registrados en el mismo periodo de 2016.

Respecto a la violencia de género en la ciudad, se mantiene, "más o menos", en el mismo nivel del año anterior, en concreto, con 56 casos, "ninguno" de riesgo alto, 2 de riesgo medio, 17 de riesgo bajo y 37 de riesgo "no apreciado".

Durante los seis primeros meses de este año, se han producido 37 robos con fuerza en domicilios y anexos, como garajes, locales o trasteros, frente a los 35 cometidos en el primer semestre de 2016, por lo que las cifras son también "muy similares".

Son algunos de los datos que ha analizado hoy la Junta Local de Seguridad de Torrelavega, que se ha reunido en el Consistorio con la asistencia, entre otros, del alcalde de la ciudad, José Manuel Cruz Viadero, y del delegado del Gobierno en Cantabria, Samuel Ruiz.

Ambos han comparecido después en rueda de prensa para dar a conocer estos resultados, tras los que Cruz Viadero considera "excelente" clima de colaboración entre la Policía Local y la Policía Nacional, por lo que ha expresado la satisfacción en este sentido por ambas partes y el compromiso de seguir colaborando como hasta ahora.

El alcalde ha puesto en valor que la tasa de criminalidad de enero a junio de este año se haya situado por debajo de la media en Cantabria, pero también de la del conjunto del país, que ha sido del 43,3, y ha señalado que los datos registrados en Torrelavega son "prácticamente" los mismos que en 2016.

Por ello, ha asegurado que la ciudad es "segura" y que los niveles de criminalidad son "relativamente bajos", a lo que ha añadido que eso no significa "cruzarse de brazos", porque el Consistorio "aspira a mejorar", por lo que seguirá realizando el "máximo esfuerzo" y colaborando con la Policía Nacional de forma "eficaz" y como hasta el momento.

El primer edil también se ha referido a las reuniones y encuentros que se mantendrán en los próximos días para establecer el dispositivo de seguridad que Policía Nacional y Policía Local coordinarán de cara a las fiestas de la Virgen Grande de Torrelavega, entre los días 11 y 20 de agosto.

Al respecto, ha garantizado "todos los medios" al alcance del Consistorio para garantizar la "máxima" seguridad de la ciudadanía durante la celebración de estos festejos y que las fiestas "salgan bien".

Samuel Ruiz ha afirmado que Torrelavega contará para sus fiestas patronales con los efectivos necesarios para garantizar la seguridad y que, "más o menos", se tratará del mismo dispositivo desplegado en Santander por la celebración de sus fiestas.

Así, ha confirmado la presencia de efectivos en todos los eventos, principalmente, en los de afluencia masiva de personas y como "complemento" a la Policía Local, con controles de alcoholemia, por ejemplo, en los accesos a la ciudad.

Preguntado por el fenómeno del botellón, Ruiz ha remarcado que es "difícil de atajar", que "se da en toda España" y que, desde la Delegación de Gobierno, se garantiza la seguridad de los participantes y de los afectados, como los vecinos de las zonas en los que tiene lugar, con presencia policial.

Ha opinado que la labor policial debería ser el último eslabón de "esa cadena de prevención" que, a su juicio, debe comenzar a través de la educación, en el ámbito familiar e, incluso, en el escolar.

Sí ha reconocido que se están adoptando "diferentes" medidas para paliar la afección del botellón sobre los vecinos y ha afirmado que "no es un fenómeno exclusivo y único" de Torrelavega.