Santander, 2 ago (EFE).- Comisiones Obreras considera que el descenso del paro en julio es "una buena noticia que queda ensombrecida por la precariedad que sufre el mercado de trabajo en Cantabria".

"Este descenso, previsible y esperado, se encuentra vinculado a la contratación en el sector servicios", ha subrayado así en una nota de prensa la secretaria de Empleo de CCOO, Laura Lombilla.

Lombilla ha destacado que en los servicios se han registrado un total de 21.794 contratos, lo que representa el 81,99 % de la contratación en la región en el mes de julio, y ha agregado que este sector "a pesar de todo, continúa aglutinando al mayor número de parados en Cantabria".

La secretaria de Empleo de CCOO achaca por tanto el descenso del paro en 2.522 personas "al típico efecto de contratación estacional" que genera el sector servicios en la temporada estival en Cantabria.

Y apunta que a esta circunstancia "hay que sumar el inicio de las contrataciones del empleo subvencionado en las corporaciones locales".

Lombilla ha manifestado que, además de liderar el descenso del paro, Cantabria "mantiene unos niveles de temporalidad en la contratación que se acercan al 95 %", unas cifras superiores a las que sostiene el conjunto del Estado, "donde el peso es inferior".

La sindicalista de CCOO ha mostrado preocupación por el descenso en el registro de la contratación indefinida, que cae un 9,3 %, así como por el retroceso de la contratación en la industria, donde se registran 1.941 contratos menos que el mes anterior, lo que supone un descenso de 34,78 %.

"A pesar del descenso producido en el paro, no podemos olvidarnos del alto número de personas que continúan ancladas en el desempleo de larga duración, y de las que ya han perdido las prestaciones asistenciales", ha aseverado.