Santander, 2 ago (EFE).- El número de desempleados que no percibe una prestación subió hasta el 55,1 por ciento en junio en Cantabria, hasta alcanzar 17.442 personas del total de 38.791 parados registrados ese mes, el último con datos disponibles.

Según los datos publicados hoy por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, en junio cobraban una prestación 17.442 trabajadores en paro, de los que 7.693 percibían una prestación contributiva.

Los que no cobran ninguna han pasado del 54,6 por ciento de mayo al 55,1 de junio, medio punto de diferencia.

Los perceptores de un subsidio sumaron en junio 7.660 personas, otras 1.989 percibían una renta activa de inserción y 110 estaban en programas de activación de empleo.

El gasto en prestaciones bajó hasta los 14,3 millones de euros, frente a los 15,5 del mes anterior. De esa cantidad, 9,5 millones se destinó al pago de prestaciones contributivas, cuya cuantía media fue de 746,2 euros.

El gasto en subsidios fue de 3,9 millones; a las rentas de inserción se destinaron 850.000 euros y a los programas de activación de empleo, 41.000 euros.