Santander, 2 ago (EFE).- El número de parados registrados en julio en las oficinas de empleo bajó en Cantabria un 6,5 por ciento (2.522 parados menos) en relación a junio, el mayor descenso del país, donde la bajada del desempleo se situó en un 0,8 por ciento.

Según los datos que publica hoy el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, Cantabria cierra julio con 36.269 parados, 3.310 menos que en el mismo mes de 2016, lo que supone un descenso de un 8,36 por ciento, una bajada menor a la media nacional que fue de un 9,43 %.

De las 36.269 personas desempleadas en julio en la región, 19.740 son mujeres y 16.529 son hombres. Los menores de 25 años suman 2.176 y entre este grupo de edad el paro femenino es inferior al masculino.

Después del descenso de Cantabria (6,5 %), el paro bajó en julio con respecto a junio sobre todo en Galicia (4,11 %), Asturias (3,47 %), y subió más en La Rioja (1,45 %) y Aragón (2,08 %), mientras que con respecto al año anterior bajó en todas las autonomías, más en Baleares (14 %) y Aragón (13,58 %).

La gran mayoría de los trabajadores que salieron de las listas del paro en julio en Cantabria pertenecen al sector servicios, 1.925 del total de 2.522.

El desempleo se redujo en todos los sectores de actividad y a servicios le siguen la construcción, con 302 parados menos; la industria, con 106 y la agricultura, con 67 menos. Se redujo asimismo entre el colectivo sin empleo anterior, en 122 personas.

De los 36.269 parados registrados en las oficinas de empleo el mes pasado, 25.717 lo están en el sector servicios; mientras la construcción acumula 3.773; la industria, 2.938; la agricultura, 582 y el colectivo sin empleo anterior, 3.259.

Entre los extranjeros, el paro descendió un 7,52 por ciento mensual, de nuevo el mayor porcentaje de bajada en toda España, que se traduce en 258 desempleados menos que en junio, frente a una caída nacional de un 1,92.

Respecto al año anterior, cayó en 167 personas, un 5 por ciento, en este caso inferior a la media nacional (-8,88 %).

El número de demandantes de empleo se situó en 48.324, de los que 7.712 son ocupados y 37.824 no ocupados.

Los no ocupados se redujeron un 6,64 por ciento respecto a junio (-2.691), y un 8,4 por ciento en relación al año anterior (-3.469).

En julio se firmaron en Cantabria 26.580 contratos, que son 1.674 menos que en junio, un 5,92 por ciento frente a una bajada nacional de un 7,7 %.

Son 2.440 contratos más que un año antes, una subida del 10,11 por ciento, cuatro puntos más que la media española, del 6,19.

La gran mayoría de esos contratos fueron temporales, 26.728 frente a 1.384 indefinidos.

La contratación temporal decreció un 5,73 por ciento respecto a junio, con 1.532 contratos menos, pero subió un 10,30 por ciento en relación a un año antes.

En todo el país, la contratación temporal bajó un 7,61 % mensualmente, y subió un 5,82 % interanualmente.

La contratación indefinida bajó en Cantabria en julio un 9,31 por ciento (142 contratos menos), frente a un 8,69 por ciento de descenso en el conjunto del país.

Respecto a 2016 creció un 6,71 por ciento, que se traduce en 87 contratos más, en tanto que la subida nacional fue de un 10,63 %.