Santander, 2 ago (EFE).- Cantabria ha registrado en los primeros seis meses un descenso de los delitos de tráfico de drogas (-47,7%), robos con fuerza en domicilios (-11,1%), de lesiones y riñas (-6,3%) y hurtos (-1,3%), con respecto al mismo periodo de 2016, según los datos de criminalidad publicados hoy por el Ministerio del Interior.

En un comunicado, el delegado del Gobierno en Cantabria, Samuel Ruiz, ha valorado positivamente estos "importantes descensos", con unos datos que consolidan a la comunidad autónoma como una región "segura".

Ruiz ha destacado que se trata de delitos que preocupan a la ciudadanía, pero ha insistido en la necesidad de no bajar la guardia y seguir esforzándose por alcanzar cifras residuales de criminalidad.

Ha alabado la "excelente" labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en Cantabria, con un "afán" por prevenir y perseguir la comisión de delitos "permanente".

"Si Cantabria es una de las comunidades autónomas más seguras del país es gracias a la Guardia Civil y a la Policía Nacional, así como a las Policías Locales que colaboran siempre estrechamente por garantizar el bienestar y la convivencia pacífica", ha afirmado.

Samuel Ruiz ha concluido manifestando su deseo de que este verano sea tranquilo, desde el punto de vista de la seguridad, y que tanto los cántabros como los turistas disfruten de tiempo libre con seguridad.

En este sentido, ha recordado que tanto las fiestas que se celebran en estos meses en los distintos municipios de Cantabria como los eventos multitudinarios cuentan con sus propios operativos de seguridad para que todo se desarrolle con normalidad y sin incidentes.