Santander, 16 sep (EFE).- La Audiencia de Cantabria juzgará el próximo jueves, día 21, a un asesor financiero acusado de apropiarse de 96.500 euros de sus clientes, para el que la fiscalía pide una pena de cinco años de cárcel, el pago de una multa y que indemnice a los perjudicados con esa cantidad.

El asesor ejercía de gerente en una empresa en la que su esposa aparecía como administradora única, a quien el fiscal acusa de beneficiarse económicamente de las operaciones de su marido ya que la considera partícipe a título lucrativo.

Según el escrito de acusación, el asesor se apropió de parte de las cantidades que gestionó, entre 2008 y 2011, como intermediario en operaciones de créditos hipotecarios, "aprovechando la absoluta confianza que sus clientes tenían en él".

Además de la pena de cárcel, el Ministerio Público reclama el pago de una multa diaria de diez euros durante 11 meses y que devuelva la cantidad apropiada solidariamente con su esposa.

El juicio se celebrará a las 10.00 horas del jueves en la Sección Tercera de la Audiencia de Cantabria.