Santander, 16 sep (EFE).- La segunda edición de Coworking Santander ha llegado a su ecuador con nuevos retos por delante para los emprendedores como el diseño del producto final, el desarrollo del soporte o plataforma tecnológica, la búsqueda de local para la actividad o el establecimiento de contactos.

Los participantes han expuesto los progresos de sus proyectos y sus próximos pasos en una reunión de seguimiento con representantes de las tres entidades que sustentan el programa: el Ayuntamiento de Santander, la Escuela de Organización Industrial (EOI) y el Banco Santander, según ha informado hoy el Consistorio en una nota.

La concejala de Empleo y Desarrollo empresarial, Ana González Pescador, ha destacado los avances conseguidos por los emprendedores hasta este momento y el grado de madurez de algunos de los proyectos, que suponen, a su juicio, un buen síntoma de las posibilidades de éxito.

González Pescador confía en que el asesoramiento y el apoyo que reciben a través de este programa sea el "empujón definitivo" para desarrollar o consolidar sus ideas emprendedoras y les ha animado a "perseverar en sus objetivos, ser proactivos y afrontar las dificultades que puedan encontrar en su camino como nuevos retos por superar".

Para la concejal, los emprendedores que participan en Coworking Santander son el mejor ejemplo de que en Santander y en España "hay mucho talento".

Y a su juicio, las instituciones tienen que responder a esa "inquietud e iniciativa empresarial" poniendo los medios para ayudarles a convertir sus ideas en negocios y proyectos viables.

Ese es el objetivo, ha apuntado, de este programa que ayuda a desarrollar o consolidar ideas o proyectos empresariales en estado incipiente o en sus primeras fases.

En esta segunda edición de Coworking Santander participan 23 emprendedores que trabajan en el desarrollo de 20 ideas y proyectos de ámbitos diversos, muchos de ellos vinculados a las nuevas tecnologías y a la prestación de servicios online.

Hay proyectos orientados a servicios de vigilancia tecnológica para pymes, de arbitraje y mediación online, de venta de productos especializados, de atención integral a las demandas y necesidades de turistas o visitantes extranjeros, o de recreación virtual de acontecimientos históricos y de otro tipo.

También se están desarrollando ideas vinculadas al medio ambiente y la sostenibilidad, como la venta de calzado y complementos sostenibles o un modelo de cultivo sostenible con bajo consumo de agua, entre otros proyectos.

El programa Coworking Santander, que está cofinanciado por el Fondo Social Europeo, tiene previstas cuatro ediciones para formar a un centenar de emprendedores.

Ofrece un espacio gratuito para cada proyecto emprendedor, con zonas comunes para reuniones, networking y lugares que facilitan el aprendizaje compartido, así como asesoramiento individual para cada proyecto.

En la primera edición participaron 22 emprendedores y la segunda comenzó en junio y recibió ese mismo mes la visita de los Reyes de España.