Renedo, 6 dic (EFE).- El municipio de Piélagos ha rendido hoy homenaje a la Constitución y a la bandera española en un acto organizado por el Consistorio por tercer año consecutivo y al que han asistido, entre otros, la Corporación municipal, representantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y vecinos.

En concreto, según ha informado el Ayuntamiento de Piélagos en una nota de prensa, ha asistido personal de la Residencia Militar de Estudiantes Virgen del Puerto de Santoña, miembros del cuartel de la Guardia Civil de Renedo, Polanco y Torrelavega y de la Comandancia de Marina y los agentes de la Policía Local.

En su intervención, la alcaldesa, Verónica Samperio, ha puesto en valor la importancia de la Constitución, que cumplirá en 2018 su 40 aniversario, y ha agradecido a los asistentes su participación en un acto que ha contado con una lectura pública de los artículos de la Carta Magna y una actuación de la escuela municipal de música.

También ha subrayado que es "innegable" que la Constitución reconoce el derecho a la autonomía de las nacionalidades, el pluralismo político y la participación de los ciudadanos en los asuntos públicos, si bien ha advertido de que "todo derecho viene acompañado de una obligación".

Samperio ha lamentado que, en ocasiones, "algunos" representantes políticos parezcan "empecinados" en entender y en ver la Constitución española como "un mal interpretado cheque en blanco", que "confiere derechos, pero no obligaciones".

"La realidad es bien distinta", ha recalcado la regidora, quien ha aseverado que "todos sin excepción, ciudadanos y poderes públicos, estamos sujetos a la Constitución".

Asimismo ha considerado que "es de justicia" reconocer el trabajo que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado realizan a diario y, "muy especialmente", ha dicho, en Cataluña, desde que diera comienzo el desafío secesionista.

En su intervención, además, ha abogado por llevar a cabo "los cambios que sean necesarios" en la Constitución, pero "siempre", ha remarcado, desde el consenso y la unidad y "nunca" desde la unilateralidad ni desde el autoritarismo.

Igualmente, la primera edil ha apostado por "recuperar" el diálogo, el consenso, la voluntad de entendimiento y el deseo de sumar y "no de restar", pero desde el "estricto" respeto al ordenamiento jurídico, para "recuperar" el espíritu de la transición y "devolver las mayúsculas a la política".