Santander, 5 dic (EFE).- La portavoz de Economía del grupo parlamentario Popular, Cristina Mazas, ha detallado la "amplia y necesaria" reforma fiscal que propone el PP, que plantea, entre otras medidas, bajar el IRPF para las rentas más bajas, establecer o aumentar diversas deducciones, y no tocar Sucesiones y Donaciones.

El PP señala en nota de prensa, que entre las 22 sus enmiendas a la Ley de Medidas Fiscales destacan principalmente las que apuestan por una reforma del IRPF para las rentas más bajas.

Concretamente, apuestan por bajar un punto en los dos primeros tramos de renta dejando los tramos superiores como estaban en 2017.

Mazas considera que bajar en un punto el tipo mínimo (del 9,5% al 8,5%) puede suponer aproximadamente un total de 31 millones de euros de ahorro para todos los declarantes que les sale a pagar y que, si a eso se añade la rebaja de 1 punto a los del segundo tramo, el coste total sería de unos 43,9 millones de euros, lo que implica "una rebaja media de 175 euros por contribuyente".

Esta merma de ingresos para las cuentas regionales se compensaría, según explica la diputada regional, "porque ese dinero revertiría en la economía a través de los propios contribuyentes, pero sobre todo porque no se puede olvidar que el Gobierno de Cantabria en estos dos años, 2017 y 2018, ingresará más de 200 millones de euros extra, en concepto de Sistema de Financiación Autonómica".

El PP propone eliminar el incremento de las tasas a los opositores, así como el incremento general del 1,5 % de todas las demás tasas en el año 2018.

Además, plantea incrementar la deducción por el cuidado de familiares de 100 a 150 euros, establecer una deducción por gastos de enfermedad con una discapacidad del 65 %, o una deducción para favorecer la adquisición de libros de texto por parte de las familias de menor renta.

Otras deducciones serían las previstas para familias numerosas y monoparentales con dos hijos que complementa la que estableció el Estado en el IRPF en 2016, así como la deducción del 15 % sobre gastos de cuidado de niños menores de 3 años bien en escuelas o bien con empleada de hogar.

En materia de sucesiones y donaciones, el PP reclama que se mantenga el incremento en la reducción para familiares colaterales por consanguinidad pero que se eliminan los límites a las reducciones por seguros de vida y vivienda habitual.

Junto a ello, en la propuesta del PP, se mantiene la mejora de la fiscalidad para los herederos colaterales por consanguinidad, pasando la reducción de 8.000 euros a 25.000 cuando quien hereda es un familiar colateral por consanguinidad. Igualmente se eliminan los límites para las reducciones derivadas de seguros de vida y de vivienda habitual.

También se elimina el límite de 50.000 euros a la reducción del 100% que procede por heredar un seguro de vida, y se rebaja el porcentaje de reducción cuando se hereda una vivienda habitual, dejando la reducción en el 99% y quitando el límite.

Se mantendría la actual bonificación del 99% para Grupos I y II, se elimina el incremento de ITP al 10% para las transmisiones onerosas de Bienes Inmuebles.