Santander, 6 dic (EFE).- El Ayuntamiento de Polanco ha puesto en funcionamiento el primer parque biosaludable del municipio en el entorno del campo de fútbol de Rinconeda, que ocupa la zona pública donde hasta hace unos meses se encontraba una pista de pádel que ha sido retirada.

El recorrido está compuesto por seis aparatos para que los posibles usuarios puedan realizar diversos ejercicios biosaludables, recorrido que se espera ampliar en los próximos meses en función de la demanda.

La inauguración contó con la presencia de la alcaldesa, Rosa Díaz Fernández; y los concejales de Barrios, Cultura y Hacienda, Fernando Sañudo Pérez, Alicia Martínez Bustillo y Avelino Rodríguez Muriedas.

La regidora destacó la buena ubicación de esta área biosaludable al estar situada en una zona muy concurrida con varias urbanizaciones de viviendas en las cercanías, así como un parque infantil, además de una pista multideporte y el campo de fútbol, lo que supone decenas de personas posibles usuarias.

Rosa Díaz Fernández está convencida de que el nuevo parque será muy utilizado por personas de todas las edades, tanto deportistas como aficionados a pasear, y avanza las previsiones municipales de ampliar el parque biosaludable con más aparatos y con otras obras complementarias.

La alcaldesa asegura que las obras realizadas forman parte de un proyecto de ampliación y mejora del parque público de Rinconeda, que el pasado septiembre incluyó la instalación de mobiliario urbano diseñado y construido por una empresa local, consistente en dos conjuntos de pérgolas que llevan incorporados mesa y bancos, con el fin de favorecer su uso y proteger de las inclemencias del tiempo a los usuarios.

Este parque de Rinconeda está dotado de varios juegos infantiles (multijuegos, distintos tipos de columpios, diversos balancines de muelles, etc.) y también se procedió a la posterior pavimentación de las zonas de seguridad, con pavimento amortiguador de impactos, mediante caucho coloreado antideslizante.

Esta zona, eminentemente infantil, se cerró con una valla de madera y se sitúa en medio de una zona verde donde se han llevado a cabo diversas plantaciones de árboles por parte del Ayuntamiento.

Además, el Ayuntamiento contrató hace unos meses a una empresa especializada para elaborar informes periódicos sobre el estado de los parques infantiles existentes en el municipio, para comprobar que los mismos cumplen en todo momento las normativas de seguridad, tanto en los aparatos de juegos como el suelo o el vallado perimetral, a fin de evitar posibles accidentes.

Esta medida afectada a 14 parques infantiles de titularidad pública del municipio, de ellos dos en Polanco, uno en Soña, dos en Rumoroso, uno en el barrio San Pedro, otro en el barrio Mijares, otro en Mar, tres en Requejada, dos en Rinconeda y otro en Posadillo.