Santander, 6 dic (EFE).- Los organizadores de "La Vaca Gigante" tributarán, este viernes, un homenaje a Ignacio Echeverría para reconocer el coraje que mostró al hacer frente a uno de los terroristas en el atentado yihadista del pasado 3 de junio, lo que acabó costándole la vida.

Además, como reconocimiento al valor, coraje y ejemplo de Ignacio, desde este año la prueba pasará a denominarse "La Vaca Gigante by Oackley Trofeo Ignacio Echeverría"

El surf cántabro quiere recordar el valor de Ignacio para hacer frente a uno de los terroristas y salvar de esa forma la vida de una mujer que estaba siendo agredida, aunque le costara la suya propia.

Ignacio tenía 39 años, estaba soltero y trabajaba en Londres, aunque su familia vivía en Madrid. Había nacido en Ferrol y hasta los ocho años vivió en As Pontes porque su padre, ingeniero asturiano, trabajaba en la central térmica de Endesa.

Según recuerda La Vaca Gigante, la localidad a la que Echeverría se sentía más vinculado era Comillas, donde practicaba sus dos deportes favoritos: surf y skate.

La organización ha convocado a los surfers cántabros para que estén presentes el 8 de diciembre y colaboren con una gigante ofrenda floral que se realizará en las aguas de El Sardinero y a la que está previsto que acuda la familia de Ignacio Echeverría.

Por otro lado, la organización de "La Vaca Gigante" sigue a la espera de recibir la "alerta" meteorológica y que se den las condiciones necesarias para dar el pistoletazo a la prueba.

Todo parece indicar, salvo que haya novedad en las próximas horas, que habrá que esperar al mes de enero para ver la gran Ola.