Santander, 7 dic (EFE).- El Gobierno de Cantabria destinará casi 10 millones de euros en la programación de cursos de formación profesional para el empleo hasta 2019, en la que se prevé impartir 247 acciones formativas por toda la región, con un total de 3.703 plazas.

El consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Juan José Sota, ha presentado hoy la nueva programación de cursos de formación para el periodo 2017-2019, aprobada poco antes por el Consejo de Gobierno, que incluye 23 nuevas acciones formativas, un 10 por ciento del total, la mayoría en el ámbito de las nuevas tecnologías y del idioma alemán.

Como novedad, el resultado de la convocatoria que acaba de ser resuelta se evaluará en la Mesa Sectorial de Empleo y Formación para detectar las necesidades a cubrir.

En rueda de prensa, Sota ha subrayado como "fundamental" la formación para la inserción laboral y ha destacado el "esfuerzo continúo" del Gobierno de Cantabria para poner al día esta programación de cursos, en colaboración con empresas y sindicatos, y adaptarla a las necesidades del mercado laboral.

En este sentido, ha destacado, junto al director del Servicio Cántabro de Empleo, José Manuel Callejo, que más del 51 por ciento de los participantes en estos cursos en los dos últimos años encontró un empleo durante los seis meses siguientes a concluir la formación, mientras que casi el 65 por ciento lo logró a lo largo del primer año.

En total, según ha resaltado Sota, de las 4.156 personas que participaron en los cursos que concluyeron entre mayo de 2016 y abril de este año, más de la mitad, en concreto 2.602, encontraron un empleo tras recibir esta formación.

Dentro de la nueva programación, casi la mitad de los cursos (116), un 46,96 por ciento, se impartirán en Santander, mientras que Torrelavega acogerá un 22,67 por ciento de las acciones formativas (56), una zona que el consejero ha recordado que es "destino prioritario" de las inversiones del Gobierno.

El resto de cursos se repartirán entre Maliaño (33), Colindres (21), San Vicente de la Barquera (12), Reinosa (5) y Castro Urdiales (4).

Por sectores, más de la mitad de las acciones formativas (137), un 55,47 por ciento, tendrán relación con los servicios, mientras que a la industria estarán enfocadas 49, casi el 20 por ciento del total.

Los cursos restantes abordarán competencias clave (30), idiomas (21), el sector agrario 8 y el de la construcción 2.

De todas las acciones formativas, 119 serán de acceso general para las personas demandantes de empleo y en desempleo inscritas en el Servicio Cántabro de Salud, con casi 3.000 plazas.

Sota ha resaltado, además, que 48 cursos específicos estarán destinados preferentemente a personas de la zona del Besaya, con 720 plazas, medida que se encuadra en el plan de acción Besaya 16-18, para lo que se prevé un presupuesto de algo más de 2 millones de euros.

Se trata, según ha resumido, de una oferta de cursos que da prioridad a la formación dirigida a la obtención de certificados de profesionalidad equivalentes a títulos de FP, programados en función de las peticiones de los demandantes de empleo y de las necesidades formativas detectadas en la gestión de las ofertas de empleo.

También se han tenido en cuenta las competencias requeridas en ocupaciones y sectores con mayores perspectivas de empleo, así como las previsiones de contratación a corto plazo y la formación a largo plazo en sectores considerados prioritarios para la región.

A partir de la semana que viene, el Servicio Cántabro de Empleo recabará la información sobre las fechas previstas para impartir estos cursos a los centros que lo van a hacer, para facilitar esa información a los interesados.

Esta información se facilitará a través de las oficinas de empleo, del portal de internet empleacantabria.com y de las redes sociales, al tiempo que estará disponible el teléfono 012, de información administrativa del Gobierno de Cantabria.