Santander, 7 dic (EFE).- El grupo parlamentario popular ha presentado enmiendas a las cuentas de Cultura para 2018 por cerca de un millón de euros para tratar de mejorar un presupuesto, a su juicio, "vacío de proyectos, ideas y ambición".

Las propuestas del PP suman 963.000 euros y en la de mayor importe, 400.000 euros, se plantea crear una partida para recuperar el Palacio de Chiloeches de Santoña y su entorno, a través de un convenio plurianual con el Ayuntamiento.

Para el diputado del grupo popular Íñigo Fernández en el presupuesto "no hay un solo proyecto nuevo" y todo lo que se gestiona es lo que ya había sido diseñado por el anterior consejero, Ramón Ruiz, como si lo que resta de legislatura se viera como "una etapa de transición" hasta las elecciones de 2019.

Fernández ha subrayado, en rueda de prensa, que es muy difícil "rectificar el rumbo de un presupuesto que no conduce a ningún sitio" pero al menos su grupo va a intentar con sus enmiendas que "tenga algún contenido".

Cree que las cuentas para 2018 evidencian que la cultura no es una prioridad para el Gobierno de Cantabria, "probablemente porque el presidente, Miguel Ángel Revilla, considera que no da votos".

Según el PP en el presupuesto no hay "ni MUPAC, ni Reina Sofía", ni proyectos que aprovechen el potencial del Centro Botín para dinamizar la cultura ni tampoco una apuesta por el patrimonio. "No hay nada", ha resumido Íñigo Fernández.

Los populares proponen detraer los fondos necesarios para las iniciativas que plantea de la partida que se destina a la Sociedad Regional de Educación Cultura y Deporte, que gestiona el Palacio de Festivales o las bibliotecas, pero en la que cree que hay "margen" si se ha contratado a una empresa para llevar la prensa del teatro cántabro, prescindido de un periodista del gabinete de prensa.

Propone también reducir la partida que se consigna, "como novedad", para las actividades de la Fundación Bruno Alonso, una fundación del PSOE, el partido del consejero, Francisco Fernández Mañanes, quien, según Fernández, no ha explicado por qué se incluye en las cuentas cuando el PP se lo ha preguntado en su comparecencia en el Parlamento.

Además de para la rehabilitación y recuperación del Palacio de Chiloeches el PP plantea nuevas partidas para el Museo de Arte de Santander (60.000 euros), que no recibe, ha señalado, ninguna aportación del Gobierno y para un plan que impulse la actividad cultural de Cantabria aprovechando los flujos de visitantes que está generando el Centro Botín (80.000).

También pide que el Ejecutivo aumente su aportación a las actividades de la Fundación Santander Creativa (40.000) y que se destinen 100.000 euros a la rehabilitación de la Casa Sánchez Díaz de Reinosa, para darle un uso cultural.

Otras de sus propuestas son poner en marcha un programa de seguimiento del estado de los Bienes de Interés Cultural, dotado con 50.000 euros, y crear una línea de ayuda para el Teatro Concha Espina (8.000 euros).

Los 5.000 euros que resta de la partida para la Fundación Bruno Alonso quiere que se destinen a financiar el mantenimiento de la Real Fábrica de Artillería de La Cavada.

Íñigo Fernández ha afirmado que si el Gobierno tiene algún interés en darle un contendido al presupuesto de Cultura debería tener en cuenta las propuestas de su grupo.

Sin embargo, el PP "no tiene muchas esperanzas" de que sean aprobadas porque sabe quién es su "interlocutor preferente" y que el Gobierno ha preferido llegar a un acuerdo "con un tránsfuga" en lugar de negociar con los grupos.

El diputado popular ha vaticinado que ese acuerdo "va a generar un desgaste en el Gobierno" y a "enrarecer" sus relaciones con los grupos parlamentarios en lo que queda de legislatura.