Santander, 13 feb (EFE).- El Ayuntamiento de Santander ha recabado hoy opiniones de representantes vecinales de Monte sobre el nuevo TUS, y el concejal de Movilidad Sostenible, José Ignacio Quirós, ha asegurado que no se escatimarán esfuerzos para solventar dificultades y que, frente a lo que dice la oposición, se escuchó a los vecinos antes de implantarlo.

En una nota de prensa, el concejal ha asegurado que muchas de las cuestiones que se han planteado en la reunión de hoy con vecinos de Monte ya están en estudio por parte del propio servicio y del Grupo de Investigación de Sistemas de Transporte de la Universidad de Cantabria para su implementación.

Tras esta primera reunión con representantes vecinales del área de Monte, los contactos continuarán en los próximos días con las asociaciones de vecinos de Cueto, Peñacastillo, Primero de Mayo, Campogiro, Nueva Montaña y San Román.

Quirós ha resaltado que el objetivo de estos encuentros es trabajar conjuntamente, y en coordinación con la Universidad de Cantabria y los técnicos del TUS, "para solucionar los desajustes que se puedan estar produciendo en estas primeras semanas de implantación del nuevo sistema".

De hecho, según ha manifestado, en algunos casos ya se han implantado mejoras, como en la línea 3 (Ojaiz-Valdecilla), y se estudiarán y adoptarán las medidas o ajustes necesarios para mejorar el conjunto de la red.

Sin embargo, vecinos de Monte que han acudido a esta reunión han subrayado a Efe que con el nuevo sistema "se ha ido a peor", aunque reconocen que "habrá que dar un margen" y esperan "soluciones". "Hoy han tomado nota y esperamos que sea para algo", apuntan.

Uno de los problemas que denuncian es que la gente que va a la Plaza de la Esperanza tiene que coger el autobús en Jesús de Monasterio, y piden que pare más cerca, en el Ayuntamiento.

"Nosotros de beneficiados con este sistema, nada. Hemos ido a peor. Hay mucho cabreo", ha indicado una vecina, que ha asegurado que con el nuevo sistema tardó el primer día "45 minutos del grupo Ateca al Ayuntamiento, y teniendo que pagar dos veces".

Los vecinos asumen que este sistema "ha venido para quedarse" y por eso creen que no quedará "más remedio" que adaptarse, pero confían en que el Ayuntamiento introduzca cambios y mejoras, con más frecuencias.

Algunos vecinos se quejan de "las vueltas" que da el autobús para llegar desde su zona al centro. "Llegas primero a Bilbao que al centro", ironizan.

Por su parte, el concejal de Movilidad Sostenible ha insistido en que el Ayuntamiento entiende las quejas de los usuarios que están sufriendo molestias por los cambios, y ha recalcado que se está trabajando para mejorar en todo lo posible.

Así, ha hecho hincapié en que "no se escatimarán esfuerzos para resolver las dificultades iniciales, realizar los ajustes oportunos y lograr el funcionamiento óptimo del nuevo modelo, pese a las trabas de algunos grupos políticos que ni están ni se les espera cuando se trata de trabajar en positivo por la ciudad".

El edil ha rechazado las afirmaciones del portavoz regionalista, José María Fuentes Pila, al que ha dicho que el equipo de gobierno "no predica sobre participación ciudadana, como hacen otros, sino que la practica".

Por ello, ha afirmado que antes de ponerse a diseñar el nuevo sistema de transporte del TUS, los miembros del Grupo de Ingeniería del Transporte de la Universidad de Cantabria hablaron con los representantes vecinales para conocer su opinión sobre el modelo entonces vigente y sus demandas de mejoras.

Por eso, en las semanas previas a la implantación del nuevo sistema, se reunió de nuevo a las asociaciones de los barrios para explicarles los cambios y resolver sus dudas, ha agregado el edil.

Y también por ello, "se les ha vuelto a convocar ahora para conocer sus impresiones, las dificultades o incidencias que aprecian en el modelo y las propuestas de mejora".

"Los vecinos han sido informados y escuchados antes de diseñar el modelo, con carácter previo a la implantación de los cambios y de nuevo ahora una vez en marcha el nuevo sistema", ha apostillado Quirós, quien ha opinado que "el que no escucha o no entiende parece ser el portavoz regionalista".

Por último, el concejal ha reiterado que el equipo de gobierno "sigue confiando en los beneficios que este nuevo sistema supone para la movilidad en Santander" y en que contará con la confianza de los ciudadanos.

"Entendemos que la adaptación requiere un tiempo para todos, pero vamos a trabajar sin descanso para lograr un funcionamiento óptimo del sistema", ha concluido Quirós.