Santander, 14 feb (EFE).- El Ayuntamiento de Santander ha abierto expediente sancionador a la adjudicataria del servicio de la grúa municipal por posibles incumplimientos de las condiciones del contrato, especialmente en la exigencia de que al menos el 50 por ciento de las grúas en servicio cuenten con dos operarios.

El concejal de Personal y Protección Ciudadana, Pedro Nalda, ha dado a conocer los detalles de este expediente, después de la denuncia de PSOE y PRC de que esta empresa incumple el pliego de condiciones de la adjudicación al despedir empleados.

En un comunicado, en el que reprocha su "irresponsabilidad" a socialistas y regionalistas por sus críticas a la gestión del equipo de gobierno, Nalda ha explicado que el procedimiento se puso en marcha el pasado 4 de diciembre, justo al día siguiente de producirse el despido de tres trabajadores.

En ese momento, según añade, se envió un requerimiento a la empresa para que cumpliera los términos del contrato y se abrió un expediente informativo al respecto.

En la actualidad, la empresa ha presentado ya sus alegaciones y, una vez recabados también los informes precisos de distintos servicios municipales, se tramita un expediente sancionador por posibles incumplimientos del contrato, principalmente, en lo relativo a la dotación de operarios en las grúas.

Con toda la documentación aportada al procedimiento, Nalda ha señalado que se espera que en breve los servicios municipales resuelvan el expediente.

El concejal ha subrayado, además, que los representantes sindicales de los trabajadores del servicio han estado informados de todos los pasos dados desde la administración municipal para el cumplimiento del contrato.

En este sentido, ha explicado que, pese a no ser personal municipal, él mismo ha mantenido distintas reuniones con el comité de empresa antes, durante y después del proceso de adjudicación del contrato.

Y ha agregado que, una vez firmado el mismo, los contactos han continuado directamente con el responsable del control y supervisión del contrato, que les ha informado de las medidas que ha ido adoptando el Ayuntamiento para exigir a la empresa su cumplimiento.

"En ningún caso el Ayuntamiento o este equipo de gobierno se han desentendido de este asunto o han eximido a la empresa de cumplir los compromisos asumidos en el contrato", ha enfatizado Nalda.

El responsable municipal de Personal ha defendido, además, que la administración municipal "está haciendo su trabajo, supervisando la prestación del servicio y exigiendo a la empresa el cumplimiento del contrato".

Por ello, ha rechazado las afirmaciones de socialistas y regionalistas que, a su juicio, "acusan y señalan con el dedo" sin informarse y "cuestionan permanentemente" el trabajo, no sólo del equipo de gobierno, sino también de los funcionarios municipales.

"Mientras unos trabajamos para que se preste el servicio en las condiciones acordadas, otros ni se molestan en preguntar y se dedican a competir por el titular", ha concluido el edil, que ha lamentado la "irresponsabilidad" de PSOE y PRC.