Santander, 14 feb (EFE).- El secretario general de Juventudes Regionalistas de Santander (JRS), Diego García, ha lamentado hoy que la gestión del área de Juventud "está totalmente externalizada" y se ha "vaciado de todo contenido" la Concejalía de esta materia.

Además, los regionalistas se preguntan para qué se paga el sueldo del concejal de Juventud, Daniel Portilla, si "no ejerce ninguna competencia" y al que no se le conoce "ningún trabajo, más allá de la adjudicación del programa de Juventud a empresas externas".

Según ha explicado García, en el presupuesto por áreas facilitado por el propio equipo de Gobierno se recoge la cuantía destinada a Juventud, que asciende a 230.000 euros en 2018, divididos en dos partidas: una de 210.000 euros para gastos diversos y 20.000 euros en subvenciones para asociaciones de Juventud.

De esos 210.000 euros, según anunció el equipo de Gobierno la semana pasada, 175.000 euros se adjudicarán a una empresa que gestionará la gestión global de las actividades de ocio joven y los 35.000 euros restantes a "gastos sin especificar".

Por ello, JRS critica que haya un "concejal liberado que cobra 43.000 euros", para, en la práctica, "gestionar menos dinero del que cobra".

En este sentido, ha calificado de "doloroso" para los jóvenes santanderinos que mientras ellos se "enfrentan cada día a muchas dificultades para emprender en Santander sus proyectos de vida", el Portilla, quien "tiene la obligación de representar sus intereses", ciña su labor a adjudicar un programa de ocio.

Por otra parte, ha criticado que la "inacción" de la Concejalía de Juventud "es tal" que pese a que, a juzgar por los presupuestos, Portilla "tiene poco o nada que hacer", en tres años "aún no ha sido capaz de preparar y aprobar el III Plan de Juventud".

Así, ha recordado que en 2015 venció el segundo plan y se anunció la redacción y puesta en marcha del tercero. "Han pasado tres años y no se ha hecho nada", ha criticado García.