Torrelavega, 14 feb (EFE).- La estabilización de la climatología ha permitido recobrar en parte la normalidad en la actividad pecuaria en el Mercado de Ganados de Torrelavega, ya que entre la tarde de ayer y la mañana de hoy se han puesto a la venta 1.799 animales, cuando la semana anterior fueron 1.040.

Esta llegada de concurrencia por encima de lo normal y con un notable incremento respecto sobre la semana anterior, ha afectado de forma negativa en menor o mayor medida a todos los sectores, aunque ha sido el ganado de recría el más afectado por esta situación.

De los 1.799 reses puestas a la venta esta semana, 173 lo han sido de vacuno mayor, 676 de vacuno mediano, 918 de vacuno menor, cinco de caballar mayor, 26 de caballar menor y una de asnal, sin concurrencia de ovino y caprino, informaron fuentes del Ferial de Torrelavega.

Por lo que respecta al sector del vacuno de abasto o destinado a carne, este ha vuelto a repetir el comportamiento de las últimas semanas en cuanto a formas ágiles y con facilidad en los tratos.

La pequeña oferta registrada ha tenido una importante demanda por parte de un comprador ávido en la adquisición de machos adultos, lo que ha hecho subir sus precios, mientras que las hembras y los añojos han repetido precios.

A su vez, en el vacuno de recría ha habido mayor entrada de terneros que en la feria pasada y más presencia de compradores, si bien su comportamiento no ha diferido en exceso al pasado.

El tipo cruzado se ha llevado el aumento experimentado en la oferta, vendiéndose al completo de forma lenta aunque con algunas trabas entre el cruzado menor, que sigue encontrando mayor dificultad a la hora de hacer los tratos, en especial entre aquellos terneros de calidad media-baja.

Lo contrario ha sucedido en el cruzado mediano, que sigue gozando de bastante demanda ayudado en todo momento por la presencia de la mayoría de terneros de gran calidad aunque las cotizaciones han repetido en similares niveles que la semana anterior.

En el tipo frisón o pinto, la entrada de estos terneros ha sido muy similar a la de la feria pasada, lo que unido a la presencia de la totalidad de compradores habituales, ha conseguido que se recupere algo la agilidad y cierta facilidad en los tratos.

Con todo ello, las ventas han sido casi al completo pero sin que ninguno de los compradores haya conseguido formar los lotes deseados, con precios que han cotizado al alza.

Mientras tanto, el vacuno de producción de leche ha tenido un buen comportamiento consiguiéndose vender todo al completo pese al notable incremento en la oferta.

Se ha comercializado todo el ganado con cierta facilidad y rapidez en los tratos, debido a la presencia de la práctica totalidad de los compradores de Galicia, de varios particulares llegados también de estas tierras y de dos compradores de Andalucía.

La consecuencia ha sido un desarrollo menos selectivo que las semanas anteriores, ya que incluso las vacas de menor calidad hoy se han vendido mejor, y los precios de este vacuno de leche han experimentado una leve recuperación.

De entre la oferta de este sector, esta semana ha destacado una vaca de primer parto procedente de la Junta de Voto, que ha sido adquirida por un tratante de Castro de Rey (Lugo) en la cantidad de 1.700 euros.

Por su parte, el equino ha tenido una menor entrada y ha mantenido las mismas formas de facilidad de los últimos tiempos, con gran demanda de los potros.