Santander, 14 feb (EFE).- La Policía Nacional detuvo en 2017 a un total de 1.859 personas, lo que supone una media de cinco al día y aproximadamente 155 al mes, con un promedio de veinte infracciones penales diarias, lo que deja a la región en una buena situación si se compara con el conjunto de España.

El delegado del Gobierno, Samuel Ruiz, y el jefe superior de Policía, Héctor Moreno, entre otros, han presentado las operaciones y actividades más destacadas de la Jefatura de Cantabria en 2017, en un acto en el que se ha presentado a Diana Mirones como nueva portavoz de prensa del Cuerpo.

El delegado del Gobierno ha agradecido su trabajo a los efectivos de la Policía para dar seguridad a los ciudadanos.

El jefe de la Policía ha destacado el trabajo del Cuerpo y ha afirmado que Cantabria está en una buena situación en cuanto al índice de infracciones penales si se compara con el resto de España.

Moreno también ha resaltado la labor que realiza la Policía y ha dado detalles sobre la actividad de distintas unidades, como la de atención al ciudadano, la de prevención y reacción o a la de inteligencia.

El jefe de Policía ha explicado que en la unidad de atención al ciudadano las patrullas o "zetas" desarrollan su labor los 365 días y 24 horas, y ha comentado que en 2017 practicaron 590 detenciones y recuperaron 19 vehículos que habían sido robados, entre otras actuaciones.

Dentro de la labor de la unidad de prevención y reacción el jefe de Policía ha aludido a los dispositivos de seguridad para el Mundial de Vela, la inauguración del Centro Botín o las fiestas de Santander y Torrelavega.

La unidad de inteligencia, por su parte, ha gestionado 119 investigaciones, de las que 47 terminaron con resultado el año pasado, 23 siguen activas y 49 se almacenan como información para futuras actuaciones.

"La inteligencia es uno de los primeros pasos para conseguir que la Policía se ponga por delante de la criminalidad", ha dicho Moreno.

El jefe del Cuerpo ha hecho hincapié en la voluntad de "abrirse a la sociedad" y en la colaboración con otras entidades y colectivos, además de las charlas y actividades con menores, en colegios o con la tercera edad.

Entre las actividades con menores de edad, se ha referido especialmente las charlas de policías en los colegios para concienciar sobre el manejo responsable de redes sociales e Internet, y al concurso con centros escolares para poner nombre a dos futuros perros de la Unidad Canina.