Santander, 14 feb (EFE).- El secretario general y portavoz municipal en el Ayuntamiento de Santander, Pedro Casares, ha denuncio hoy que la adjudicataria de la grúa municipal incumple el pliego de condiciones al despedir empleados, tras reunirse con los representantes de los trabajadores en la empresa.

Casares ha recordado que el nuevo contrato para la prestación del servicio de grúa salió a licitación con un presupuesto anual de 1.498.853 euros y por un periodo de cuatro años, y ha destacado una "baja" en la adjudicación del servicio, 149.905 euros más barata de lo que se licitó, al adjudicarse por un presupuesto anual de 1.348.948 euros.

El portavoz del PSOE ha apuntado que, como establece el pliego de condiciones, la empresa adjudicataria está obligada a cubrir su plantilla con el personal "que en el momento de hacerse cargo del servicio objeto del concurso figure en la plantilla".

En este sentido, critica que el equipo de gobierno del PP "permita" a la empresa adjudicataria del servicio incumplir el pliego de condiciones, que obliga a la subrogación de la plantilla, "despidiendo a tres trabajadores" cuando, además, las cláusulas de solvencia técnica que obligan a tener 31 trabajadores en plantilla.

Por ello, Casares pide al equipo de gobierno "que asuma su responsabilidad pública" velando "escrupulosamente" por el cumplimiento de los contratos que el Consistorio adjudica y exija a la empresa la reincorporación de los trabajadores.

Además, el líder de los socialistas santanderinos denuncia que "con el despido de tres trabajadores se perjudica la calidad de este servicio público" y señala que el propio pliego de condiciones técnicas, dadas las peculiares condiciones orográficas de la ciudad, estipula que al menos la mitad de las grúas irá con dos operarios.

"Si se reduce la plantilla, se afecta al trabajo diario de los trabajadores, empeorando y precarizando sus condiciones laborales", ha añadido en una nota de prensa.

Asimismo, recuerda que en el pliego de cláusulas administrativas para la contratación del servicio se establece la imposición de sanción ante el incumplimiento de condiciones del contrato "como es el no mantener a la plantilla".

Por último, Pedro Casares denuncia que "la privatización" de servicios públicos municipales lleva consigo una precarización de los servicios, bajas y despido de trabajadores.