Ramales de la Victoria, 14 feb (EFE).- El Ayuntamiento de Ramales de la Victoria ha anunciado que realizará varias actuaciones medioambientales en la confluencia del río Calera con el Gándara gracias a una subvención recibida de la Red de Espacios Naturales Protegidos de Cantabria.

Según ha precisado hoy en un comunicado el alcalde, César García (PSOE), se procederá a la restauración de una antigua senda de acceso a "una zona de gran belleza paisajística" en la ribera del río Gándara para el disfrute de los ciudadanos.

Además se pretende potenciar los valores naturales fluviales del río Gándara y la importancia de la prevención de la expansión de las plantas invasoras, en concreto del bambú japonés localizado en el río Calera hacia los ríos Gándara y Asón, de acuerdo a los protocolos establecidos por la Dirección General del Medio Natural.

Para ello, se procederá a desbrozar la vegetación del camino hasta alcanzar los dos metros de anchura, la colocación de carteles indicativos al comienzo de la senda y de vallado de madera para mejorar la seguridad del entorno.

García ha explicado, junto con el primer teniente de alcalde y concejal de obras, José Ramón Obregón (PRC), la importancia de mejorar un recorrido que permite al usuario adentrarse en el encinar y en el bosque de ribera por ambas márgenes del río Gándara, dada la "singular" belleza de esta zona.

En la actualidad, esta senda se encuentra "perdida" por la abundante vegetación, por lo que "resulta difícil transitar para los ciudadanos e impide pasear por este camino en contacto con la naturaleza".