Torrelavega, 15 feb (EFE).- Los grupos en el Ayuntamiento de Torrelavega (PP, PSOE, PRC, Torrelavega Sí, ACPT y Torrelavega Puede) han dictaminado hoy en la comisión de Medio Ambiente rechazar la ubicación entre Dúalez y Riaño la depuradora de aguas residuales que sustituya a la de Vuelta Ostrera cuando sea derribada.

Esta decisión de los grupos se basa en los informes elaborados por diversos departamentos técnicos del Ayuntamiento, en los que se constata que los terrenos elegidos están calificados como suelo no consolidado de uso industrial y, por ello, son incompatibles con la instalación de una estación depuradora de aguas residuales.

En un comunicado, el concejal de Medio Ambiente, José Luis Urraca Casal, asegura que los informes elaborados por los técnicos municipales serán los que sustenten las alegaciones que el Ayuntamiento presentará ante de finalizar el plazo al Ministerio de Medio Ambiente.

Asegura que, de las siete ubicaciones propuestas, la de Riaño-Duález "es la que presenta una menor distancia a zonas habitadas" de acuerdo con el propio estudio de impacto ambiental, por lo que los impactos sobre la población "deberían primarse frente a los de otro tipo".

Urraca explica que la distancia entre el reactor biológico y las viviendas más próximas ubicadas en Duález será de 30 metros y, de acuerdo con los informes, ello supondría un gran impacto y molestias sobre la población de núcleos poblaciones como Ganzo y Barreda.

Además, destaca que en el estudio realizado por el Ministerio no ha tenido en cuenta la alta carga industrial que ya soporta la zona.

A su juicio, el emplazamiento de Torrelavega "es el más desfavorable" de las contempladas en cuanto a la calidad del aire y el ambiente sonoro existentes.

Así mismo, destaca que no se ha tenido en cuenta tampoco en el estudio de impacto ambiental datos de calidad del aire como la entrada recientemente en funcionamiento de Viscocel, produciéndose desde entonces superaciones de concentración de sulfuro de hidrógeno (SH2).