Santander, 15 feb (EFE).- La vicepresidenta de Cantabria y consejera de Medio Ambiente, Eva Díaz Tezanos, recibirá el próximo 21 de febrero a los sindicatos UGT, CCOO, SIEP, CSIF y TU, que hoy se han concentrado frente a la sede del Gobierno para exigir una solución a la falta de trabajadores de las depuradoras cántabras.

La reunión, que según el Gobierno ya fue acordada la semana pasada con esos sindicatos, ha sido uno de los asuntos de los que ha hablado la vicepresidenta con los representantes de los trabajadores, a los que ha recibido en su despacho tras su concentración.

Según informa en nota de prensa UGT, los representantes sindicales han advertido de que van a continuar con sus movilizaciones "hasta que el Gobierno de Cantabria resuelva de una vez por todas el déficit de personal de los centros hidráulicos o estaciones de tratamiento de agua potable de la región".

Los sindicatos piden al Ejecutivo que abra una mesa de negociación sobre los planes hidráulicos y solucione la escasez de personal en una plantilla que, aseguran, fue diseñada hace 10 años y no se ha incrementado pese aumentar desde entonces los centros y la carga de trabajo.

"Ya hemos aclarado a Díaz Tezanos que queremos soluciones concretas al déficit de personal y que también queremos negociar con la Administración su intención de concentrar los 22 planes hidráulicos existentes en la actualidad en 11", ha explicado el representante de UGT Enrique de la Peña.

Ha señalado que "por mucho que se empeñen, concentrar los planes hidráulicos no va a revolver la escasez plantilla, que sólo se resuelve con más personal".

De la Peña ha insistido en que los sindicatos, aunque se haya convocado una reunión con Díaz Tezanos el día 21, a las 10.30 horas, van a continuar con sus movilizaciones y la próxima concentración será el próximo lunes, 19 de febrero, antes del pleno del Parlamento, frente a la sede de la Cámara regional.

El portavoz de los sindicatos del Gobierno de Cantabria ha hablado también de los problemas que existen ahora en los centros de tratamiento de agua potable ante el deshielo y debido a que los ríos "bajan con mucho caudal de agua".

"Estos días ya tenemos problemas con las captaciones de tanta agua y la falta de personal es un problema añadido con el que no podemos seguir", ha reiterado De la Peña.