Santander, 16 abr (EFE).- El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, y la vicepresidenta, Eva Díaz Tezanos, han reconocido hoy la labor social y sanitaria que realiza con personas con discapacidad intelectual el centro Padre Menni de Santander, al que han ofrecido la colaboración del Gobierno regional.

Así se han manifestado durante el encuentro que han mantenido en la sede del Ejecutivo con el director gerente provincial en España de las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, congregación que gestiona el centro, Alberto Martínez, ha apuntado el Ejecutivo en nota de prensa.

También han estado presentes en la reunión la vicaria y delegada de la obra hospitalaria, Purificación Pardo, la superiora local, Carmen Martín, y el director gerente del Padre Menni, Víctor Pajares, quienes han explicado al presidente y a la vicepresidenta el proyecto asistencial de las Hermanas Hospitalarias en el centro cántabro.

Por su parte, Revilla y Díaz Tezanos han ofrecido la colaboración del Gobierno ante los "retos" que la congregación tiene planteados a corto plazo, entre los que se encuentra la mejora de sus instalaciones con una inversión cercana a los 21 millones de euros solo en obras, a lo que sumará otra cantidad importante en equipamientos.

Según ha explicado Alberto Martínez, el objetivo es ajustar la asistencia a un perfil "complejo" de usuarios que requieren unos "servicios muy centrados en las personas" y de acuerdo con un modelo que combine "ciencia y caridad" para atender tanto sus necesidades como las de sus familiares.

Finalmente, Alberto Martínez ha agradecido la atención del Gobierno de Cantabria a las peticiones del centro y su compromiso con la salud mental.