Torrelavega, 16 abr (EFE).- La planta cántabra de la empresa Bridgestone acogerá el próximo mes de mayo un proyecto piloto dentro de la compañía para la reducción del uso del papel en las comunicaciones con los trabajadores, con la puesta en marcha de un nuevo sistema de envío de las nóminas a los 360 empleados.

El sistema se denomina Metaposta y es un proyecto impulsado por el Gobierno vasco en el contexto de la Agenda Digital 2015, que supone la creación de un buzón online para recibir y almacenar facturas electrónicas, nóminas o justificantes bancarios con seguridad y confidencialidad, algo que ya emplean algunas empresas.

Fuentes sindicales han detallado a Efe que el sistema conllevará la creación de una "caja fuerte virtual" por cada integrante de la plantilla, a la que solo tendrá acceso el usuario y al que la empresa le enviará la nómina para que el titular la consulte, imprima o almacene.

Esta nueva herramienta irá unida a la posibilidad de visualizar las nóminas a través de teléfonos móvil, ordenadores o tabletas, y todos los trabajadores de la planta de Puente San Miguel que no tengan acceso a estas nuevas tecnologías podrán seguirán recibiendo su recibo de manera virtual a través del correo electrónico.

Para poner en marcha el sistema y dar a conocer sus posibilidades, los trabajadores de Bridgestone en Puente San Miguel recibirán una formación específica para el manejo y conocimiento de esta nueva herramienta.

Metaposta se presenta como "una caja fuerte electrónica", que permite recibir y almacenar documentos de interés personal en un espacio protegido, ya que además de nóminas, extractos bancarios o facturas de servicios como agua, gas, electricidad o telefonía, también sirve para documentos de la Administración Pública.

Una de las ventajas del sistema es que permite seleccionar y ordenar documentos que se desea guardar, así como compartir con otras personas como familia, amigos o empresa.

Por otra parte, multinacional ha anunciado al comité intercentros el desarrollo de la iniciativa See Projet, cuyo objetivo es simplificar la estructura de Bridgestone Europa que en la actualidad está formada por más de 50 entidades legales.

Estas entidades cubren los diferentes tipos de operaciones entre fabricación, ventas, venta al por menor, recauchutado, I+D y funciones centrales, y a partir de ahora se pretende reordenar esta estructura corporativa.

Según fuentes sindicales, este cambio no repercutirá en los trabajadores de las distintas plantas españolas ni en estructura organizacional, dirección local, acuerdos laborales, nóminas y otros beneficios sociales.

En la actualidad, Bridgestone Hispania integra tanto a fabricas como el área de ventas, y mediante la aplicación de See Projet se separarán por un lado las plantas y por otro los talleres de First Stop.