Roban y causan desperfectos en la parroquia y en la ermita de Aés

fotogalería

El sacerdote y un grupo de feligreses se afanaron en limpiar los desperfectos causados en el templo de San Román. / Antonio 'Sane'

  • En el segundo hurto en poco más de un mes, los ladrones sustraen un cáliz, un copón y una patena y destrozan varias figuras

La jornada de ayer no tuvo nada de habitual en Aés, localidad del municipio de Puente Viesgo. Su parroquia, con advocación a San Román, y la ermita de la Virgen de Gracia habían sido objeto de sendos robos con fuerza. Aunque la entidad de lo sustraído es poco relevante, la acción ha ocasionado desperfectos en ambos inmuebles y ha «sobresaltado» a los vecinos, que ven como se repite la historia, tras el robo que tuvo lugar hace un mes en el mismo templo. «Entonces, igual que ahora, los ladrones accedieron por una ventana después de romper el cristal con una piedra y se llevaron una medalla, una cadena y unos pendientes de oro que habían sido entregados a la Virgen. Aquí existe mucha devoción», señala Rosa Ortiz, una de las vecinas de esta localidad de 200 habitantes que se debate, por todo lo sucedido, entre el «susto, la rabia y el coraje». «También robaron el vestido del niño Jesús, la corona de la Virgen y las cintas que se colocan con motivo de la fiesta. Nada de gran valor, pero a una le duele».

«Tras el último robo ya se decidió colocar una rejilla en la ventana para evitar que se acceda así al templo, pero estamos esperando a que vengan a instalarla», asegura Ortiz. «Primero lo habían intentado por las ventanas de la sacristía, pero allí hay rejillas y no pudieron».

Por su parte, el alcalde del municipio, el regionalista Rafael Lombilla, aseguró que lo sucedido ya ha sido puesto en conocimiento de la Guardia Civil, pero no pudo precisar el momento de los robos puesto que son templos con poca actividad, principalmente dominical, y fue precisamente ayer, a la hora de entrar en misa, sobre las 10.30 horas, cuando se conocieron los hechos.

«En la parroquia se accedió al interior rompiendo una de las ventanas y en la ermita, en la que solo se ofician actos religiosos una vez al año, se accedió reventando la puerta», manifestó el regidor, que aseguró «no tener constancia de ningún otro robo ni en la localidad ni en el municipio».

La voz de alarma la dio el propio párroco, Daniel Gutiérrez, y los primeros feligreses que entraron al templo. Ellos fueron quienes avisaron a la Guardia Civil.

«Todo estaba por el suelo, revuelto, habían roto una pequeña imagen y algunas figuras. El sagrario estaba abierto y las formas se encontraban desparramadas por el suelo», explica Gutiérrez, que más que el hecho del robo, «cosas de poco valor», lo que lamenta es la «profanación del templo». «Se siente mucha rabia», aseguraba también ayer Rosa Ortiz, que colaboró en la limpieza posterior del templo.

Los ladrones se llevaron todo lo que pudieron y también despedazaron algunas figuras. En la parroquia de San Román, después de abrir el sagrario, sustrajeron un cáliz bañado en oro, un copón y la patena. También rompieron una pequeña imagen de un santo y varias figuras que se exponen en el nacimiento de Navidad. En la ermita de la Virgen de Gracia, no hubo botín, «porque simplemente no había nada que robar», explica Gutiérrez, pero sí algunos desperfectos, especialmente los ocasionados en la puerta, que ayer mismo intentaba reparar uno de los vecinos de esta pequeña localidad de Puente Viesgo.