'Yen' ya tiene quien le quiera

Aspecto actual de Yen.
Aspecto actual de Yen. / Roberto Ruiz
  • El perro que fue encontrado herido la semana pasada en el Pantano de Heras ha sido adoptado por una familia de la comarca del Miera

Es un jovencito, pero ya ha visto de cerca hasta donde puede llegar la crueldad humana. Aun así, Yen -así han bautizado al perro que se encontró malherido la pasada semana en el Pantano de Heras- retoza junto a Topillo, otro perro mestizo abandonado, en el Centro Canino del Norte. La repercusión mediática de su caso ha hecho que, en pocos días, el can haya encontrado un dueño que le quiera en la comarca del Miera.

"Va a un sitio con jardín y con niños, porque es un perro ideal para ello, en el entorno de la comarca", explica Francisco Sainz, el veterinario de la clínica de Solares que curó sus graves heridas, tras rescatarlo los operarios de Parques y Jardines de Medio Cudeyo más muerto que vivo, el pasado uno de septiembre. En "24 horas" el perro respondió al tratamiento y, aunque ha perdido la visión de un ojo, no será necesario extirpárselo como se pensaba en un primer momento y ya está prácticamente restablecido.

Se hizo una votación y alguien propuso ponerle "Yen", en honor al Pico Yen de la zona de Peña Cabarga. Por eso, ahora, el animal al que un humano maltrató hasta casi la muerte y dejó abandonado en un saco, ha recuperado su confianza y se muestra juguetón y cariñoso con sus cuidadores. No solo eso, el joven perro es extremadamente sociable con otros perros y también con las personas.

Sacrificio Cero

Según explicó el concejal de Medio Ambiente de Solares, Borja Sañudo, el municipio sacó a concurso hace unos meses la recogida y custodia de animales "con sacrificio cero", recalcó. Un servicio que presta el Centro Canino del Norte, que gestiona la clínica veterinaria de Solares. En estos pocos meses, se han recogido 18 animales y la media de adopción es de 2,5 meses. Yen es un caso aparte y ha conseguido que lo quieran en menos de siete días, debido a la repercusión de su caso. Junto a él, está su inseparable amigo Topillo, un precioso cachorro de año y medio que se encontró en Sobremazas hace unos días y que también busca dueño. Solo llevan un día juntos pero se han hecho inseparables. Ambos tienen un carácter sociable con los humanos, a pesar de haber vivido una auténtica pesadilla.

Dada la publicidad del caso de Yen, "prácticamente todos" los colectivos animalistas cántabros han convocado una protesta el próximo sábado, a partir de las 12.00 horas, contra el maltrato animal en la estación de autobuses de Solares. La concentración de repudia se prolongará hasta las 13.30 horas.