Juzgan a un policía local de Camargo, acusado de lesionar a un vecino con discapacidad

  • El fiscal pide un año de cárcel y dos de inhabilitación para el agente, que reaccionó "de forma violenta y desproporcionada" hasta dejar inmovilizado a un hombre que intentó mediar en un incidente de tráfico

La Audiencia Provincial de Cantabria juzgará este viernes, 7 de octubre, a un policía local de Camargo acusado de inmovilizar y lesionar a un vecino del municipio, de 65 años y con una discapacidad, que medió en un incidente de tráfico y no le dio el carné para ser identificado cuando el agente se lo pidió.

El fiscal pide para el policía un año de prisión y dos años de inhabilitación para empleo o cargo público por un delito contra la integridad moral por autoridad o funcionario.

Según relata el Ministerio Público, los hechos que se juzgarán ocurrieron en octubre de 2014 en el Barrio de Buenos Aires de Camargo, donde, debido a unas obras que dificultaban el acceso a los vecinos, se venían produciendo incidentes.

Al observar que un conductor estaba accediendo al barrio por una zona señalizada como dirección prohibida, el agente se dirigió a él para reprenderle y en ese momento un vecino intentó mediar en el incidente intentando explicar que no había más remedio que hacer esa maniobra para poder acceder a la zona, "actitud que enfadó al acusado", señala.

El policía le exigió que le diera el DNI para identificarse, utilizando la frase "espérate allí, que me vas a dar el carnet... que te voy a llevar al juzgado", y al contestarle el vecino que le parecía "una tontería" dárselo por ese motivo, le contestó "enervado" que "lo iba a hacer por sus cojones", añade.

El fiscal explica que en ese momento, y sin que conste que el acusado le advirtiera de que en caso de negarse le trasladarían a comisaria, el vecino intentó marcharse y comenzó a caminar, "rozando al parecer involuntariamente en un hombro al acusado".

Entonces, prosigue, este reaccionó de forma "violenta y desproporcionada", agarrando al vecino del brazo derecho y luxándole, provocando que cayera el suelo y colocándole la rodilla en el costado hasta dejarlo inmovilizado durante unos 30 segundos.

Mientras, el vecino le pedía que no le presionase en la espalda con la rodilla porque le estaba haciendo daño y le decía "ya te lo doy", haciéndole entrega del carné.

El vecino, de 65 años y con una discapacidad del 65 por ciento, sufrió erosiones y una esquimosis, además de una agudización de una lumbalgia, lesiones en cuya curación invirtió 15 días, tres de ellos impeditivos, aunque no reclama indemnización.

El policía también denunció a este vecino por desobediencia y falta de consideración a agente de la autoridad, cargos de los que fue absuelto en sentencia firme dictada en un juicio de faltas.