La 'ludwigia peploides' solo crece aquí

Trabajadores elimnando la invasora en la marisma de Alday.
Trabajadores elimnando la invasora en la marisma de Alday. / FNYH
  • La Fundación Naturaleza y Hombre eliminará de la marisma de Alday la única población cántabra de una planta invasora, que llegó hace un año y ya ha colonizado casi toda la extensión de agua de este espacio natural

La Fundación Naturaleza y Hombre (FNYH), a través del proyecto 'LIFE Anillo Verde de la Bahía de Santander', ha iniciado actuaciones para el control y erradicación de la única población cántabra de la planta invasora 'ludwigia peploides', localizada en la marisma de Alday, en Camargo.

Esta especie exótica fue detectada por los técnicos de la fundación en noviembre de 2015 y, desde entonces, ha colonizado la mayoría de la extensión de agua de este espacio natural del municipio camargués.

La FNYH ha explicado que se trata de la única población conocida de esta planta invasora en Cantabria, por lo que técnicos y la cuadrilla forestal de esta entidad, en colaboración con la empresa pública MARE y la Consejería de Medio Ambiente, han iniciado las labores para eliminarla.

¿Cómo lo hacen?

Para llevar a cabo la actuación de erradicación se han establecido tres formas de trabajo, que dependen de la facilidad de acceso a la planta y a su localización. Así, se contempla la retirada manual de biomasa, la erradicación experimental con fitosanitarios en zonas aisladas y la cubrición total de las poblaciones.

En las últimas semanas se ha iniciado la desecación de la laguna, con objeto de provocar estrés hídrico a la planta invasora y, secundariamente, endurecer el sustrato por desecación, para facilitar el acceso a los operarios encargados de la recogida manual de la plantas.

La retirada de la biomasa es una tarea "extremadamente" delicada, ya que hay que realizarla con "especial" cuidado para evitar, en la medida de lo posible, la rotura del sistema radicular desarrollado por los ejemplares de la planta invasora ludwigia peploides.

Una vez realizada esta acción, se procederá a la salinización del sustrato para provocar la muerte de los restos vegetales no retirados.

En aquellas zonas imposible de desaguar, se ha proyectado la cubrición total de las masas vegetales con una lona opaca negra que evite la captación de la energía solar por la planta y eleve la temperatura por encima de la de confort de esta especie.

Se trata de un método que ha resultado efectivo en Inglaterra y California con la especie hermana, la denominada ludwigia grandiflora, por lo que se espera un resultado parecido en las marisma de Alday.

Finalmente, en las zonas que se encuentran aisladas del resto de la marisma se realizará la aplicación de fitosanitarios de baja capacidad dispersiva, con el objeto de erradicar de forma "rápida" y con "poco" coste los ejemplares, para centrar la mayor capacidad capital y humana en las zonas con una mayor densidad de plantas.

La FNYH ha considerado que la erradicación de esta planta invasora es "una batalla a largo plazo" y ha confiado en que el conjunto de las comunidades biológicas que se encuentran en la marisma de Alday "se recuperará rápido".