Ribamontán al Mar cierra el pabellón deportivo de Latas por las goteras

El Pabellón Deportivo de Latas se ha cerrado hasta que el tiempo escampe y se eliminen las goteras.
El Pabellón Deportivo de Latas se ha cerrado hasta que el tiempo escampe y se eliminen las goteras. / Daniel Pedriza
  • La medida es «temporal» y sólo se prohíbe su uso en «días de lluvia», hasta que se repare la cubierta durante el próximo verano

El Ayuntamiento de Ribamontán al Mar ha decidido «prohibir la utilización» del polideportivo municipal de Latas los días de intensa lluvia, a causa de las goteras que se producen en las instalaciones con una antigüedad de más de dos décadas. Se trata de un cierre temporal «para evitar riesgos físicos» a los usuarios, mientras se trabaja en la solución técnica definitiva de la instalación deportiva, que será la reparación parcial o la sustitución total de la cubierta.

El Ayuntamiento emitía ayer un bando explicando a los vecinos el cierre temporal de la instalación, a causa de las intensas lluvias de los últimos días. «Siendo conocedor este Ayuntamiento de las deficientes condiciones de la cubierta del pabellón deportivo de Latas, dadas las numerosas goteras que se producen los días de lluvia, se han dado instrucciones a la encargada del pabellón para la no utilización del mismo, durante los días que existe el riesgo», matizaban.

Se trata de una medida temporal, ya que el próximo verano está previsto arreglar la cubierta del edificio de Latas y acabar con las goteras. En todo caso, el pabellón no está clausurado completamente, ya que sí se utiliza para determinadas actividades en las zonas que no están afectadas por las humedades. En el caso de las escuelas de fútbol, los días que no se puede jugar por las goteras, la competición se está garantizando trasladando a los jugadores al pabellón de Rubayo, en el vecino municipio de Marina de Cudeyo, según explicó a este periódico la teniente de alcalde, Araceli Colina. «Es una medida preventiva para que no ocurra nada», insistió la responsable municipal, quien añadió que también se había dado cuenta de esta solución a la Federación Cántabra de Fútbol.

«Los técnicos municipales están estudiando la solución al problema detectado, bien mediante la reparación de la cubierta o la sustitución total de la misma, estando prevista la ejecución de las obras para los meses de julio y agosto de 2017», recalcó el Consistorio en el comunicado oficial, a la par que pedían disculpas a los vecinos «por las molestias» que pudiera ocasionar la medida adoptada.

El cierre del pabellón de Latas no fue el único suceso de esta semana a causa del mal tiempo en Ribamontán al Mar. Según explica el propio Ayuntamiento en sus redes sociales la caída de un rayo sobre una farola, el pasado lunes, afectó a la zona de la rotonda de la carretera general en Galizano. Una incidencia que ocasionó la rotura de varios cuadros eléctricos del alumbrado público e incidencias a nivel privado.