Camargo quiere suspender seis meses al jefe de su nuevo Parque de Bomberos

José Gómez Liaño-
José Gómez Liaño-
  • El Ayuntamiento incoa expediente contra el responsable del Servicio por "conducta obstructiva" e "incumplimiento" de sus obligaciones y de las normas internas

El Ayuntamiento de Camargo ha iniciado los trámites pertinentes para suspender de empleo y sueldo durante seis meses al jefe del nuevo Servicio de Extinción de Incendios, José Gómez Liaño, y que igualmente fuera desde 2001 coordinador de la extinta Agrupación de Protección Civil. El Consistorio notificó la apertura del expediente en una resolución de Alcaldía de 17 de noviembre por "conducta obstructiva" encaminada según los responsables municipales a demorar o impedir la puesta en marcha del Parque de Bomberos de Trascueto (Revilla), que entró en funcionamiento este mes después de que los trabajadores, que accedieron a los puestos fruto de una sentencia judicial, firmaran sus contratos entre julio y agosto. El jefe del Servicio, que ha interpuesto recursos y demandas por la aplicación a su juicio errónea del citado fallo, está citado este martes para declarar y presentar las alegaciones que estime oportunas.

En el documento que da pie al arranque del procedimiento sancionador se hace hincapié en que los hechos que han motivado el mismo pueden ser constitutivos de una falta "muy grave", por cuanto "la conducta tiende a impedir el funcionamiento de un servicio relacionado con la seguridad de las personas como el de Servicio de Extinción de Incendios, por lo que ciertamente procedería como propuesta de resolución la imposición del despido disciplinario". Sin embargo, el hecho de que los trabajadores hayan accedido a las citadas plazas en Trascueto gracias a una sentencia judicial ha coadyuvado a que la Casona agote las medidas menos restrictivas, esto es, la citada suspensión de empleo y sueldo por seis meses.

El Ayuntamiento acusa al empleado de "conducta obstructiva" desde que firmara su contrato como personal laboral en agosto, que "se estima tiene por finalidad demorar o impedir la puesta en marcha del funcionamiento del servicio, crear un ambiente de trabajo no adecuado o no atender de forma clara a las obligaciones de su puesto de trabajo".

La resolución de Alcaldía hace un relato del tira y afloja entre los responsables municipales y Gómez Liaño para arrancar con la atención a las emergencias en Camargo, pues el trabajador subrayó la imposibilidad de prestar una cobertura óptima con los medios disponibles, de lo que para el gabinete que dirige Esther Bolado "se desprende que pretende poner en entredicho los acuerdos municipales impidiendo su ejecución".

Igualmente, se afea "la resistencia a la realización del inventario de bienes", además de discrepancias con el calendario de la plantilla.

"Mal clima laboral"

El Consistorio atribuye al antiguo coordinador de Protección Civil "la creación de un mal clima laboral derivado de la falta de objetividad en su conducta" –es padre de otro de los efectivos del Parque–, además de recriminarle comentarios por su parte al resto del personal "manifestando que el servicio no se pondría en funcionamiento o animando a presentar reclamaciones". Estos reproches se completan con "desconsideración con otros trabajadores".

No sólo eso. El expediente también incluye la "falta de comunicación" con el concejal de Servicios Municipales, Ángel Gutiérrez, lo que devino en que el edil se entere por el 112 de las salidas que hacen los bomberos camargueses, entre otros asuntos.

También se reprueba el "incumplimiento de las normas internas", como no vestir el uniforme o "continuos abandonos del puesto de trabajo". En paralelo, también se recoge un supuesto "incumplimiento de sus obligaciones".