Camargo avanza a Tratesa que tendrá que dejar su actual sede en Muriedas

Imagen de la empresa en 2014, cuando sus trabajadores protestaron ante la puerta.
Imagen de la empresa en 2014, cuando sus trabajadores protestaron ante la puerta.
  • El Ayuntamiento dice a la empresa vigilada por emisiones irregulares que busque emplazamiento con el documento inicial del nuevo Plan General

El Ayuntamiento de Camargo ya ha informado a los responsables de la planta de reciclaje y gestión de residuos que la compañía Hera Tratesa tiene en Muriedas que deberá buscar en el medio plazo una nueva ubicación en el municipio toda vez que su negocio ha provocado numerosas quejas de vecinos y usuarios del polideportivo de La Maruca ante las emisiones irregulares registradas en los últimos meses. Precisamente, el lunes se produjo una reunión con directivos de la empresa en la que el Consistorio avanzó que "dada la actividad que realizan, su futuro no pasa por estar en esa zona y tienen que ir pensando en salir de allí y buscarse una nueva ubicación, ya que no es un buen vecino para el entorno deportivo y habitable del área, por lo que deben ir barajando su salida de allí", detalla el concejal de Urbanismo y Medio Ambiente, Carlos González.

El momento en que se encuentra Camargo, en plena elaboración de su planeamiento urbanístico futuro, ofrece a Tratesa un contexto adecuado para ir preparando su mudanza, según el edil. "Una vez que saquemos el documento inicial del Plan General de Ordenación Urbana será un buen momento para que puedan estudiar nuevos emplazamientos", manifiesta.

El cónclave estaba programado para pasar revista a las medidas correctoras introducidas por la factoría para cumplir con la legislación vigente, pues el propio Gobierno a través de la Dirección General de Medio Ambiente inspeccionó las instalaciones previamente. Una auditoría "no programada" y consecuencia de una denuncia e incidentes en la que los técnicos de la Administración autonómica escrutaron las emisiones de aire y de agua de la instalación, así como la producción y la gestión de residuos. Las indagaciones arrojaron como resultado varias deficiencias, para las que se requirieron diversas mejoras.

La dirección de la compañía dio cuenta de los avances que "ha tenido la obligación de poner en marcha derivados del informe medioambiental, como el de aumentar la capacidad de aspiración", anota González.

Pero hay más. "Estas medidas las han tomado desde la última reunión que mantuvimos a comienzos de octubre y durante el mes de noviembre, y en este tiempo no tenemos conocimiento de que haya habido escape alguno en la empresa", informa el concejal. El asunto volvió a la primera línea de actualidad municipal en agosto, cuando el Grupo Popular preguntó en Pleno por las emisiones del complejo tras recibir diversas quejas de vecinos.

Vigilancia

Llegados a este punto, es el momento de que el Ayuntamiento efectúe las verificaciones pertinentes. "Ahora estamos en fase de comprobar si esas medidas que ha adoptado la empresa surten efecto, y estamos pendientes del seguimiento que tiene que hacer la propia Consejería de Medio Ambiente sobre la eficacia de las actuaciones correctoras que ha puesto en marcha la empresa, ya que es competencia del Ejecutivo", anota González.

No solo eso. "Nosotros en caso de que tengamos constancia de algún problema en la planta lo tendremos que poner en conocimiento de la Consejería para que adopte las acciones que procedan. Por lo tanto, seguiremos vigilantes a ver si estos cambios correctores son efectivos y definitivos, y si no exigiremos a la empresa lo que haya que exigir conforme a la normativa que hay", asegura.

Paralelamente, Tratesa está preparando la documentación "para tramitar la puesta al día de la licencia de actividad municipal con la inclusión de esas medidas que ha aplicado a instancias de la Consejería".

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate