Destrozan un concesionario de Maliaño para llevarse las monedas de la cafetera

fotogalería

Destrozos ocasionados por los ladrones en el concesionario. / DM

  • Se descolgaron por el tejado y causaron cuantiosos daños, pero como no encontraron dinero acabaron por abrir un butrón para pasar a la empresa de al lado. La alarma frustró sus planes

Autosander, el concesionario de Mitsubishi situado en Maliaño, amaneció este jueves con innumerables destrozos, provocados por desconocidos que en plena noche se colaron por el tejado en busca de dinero y acabaron llevándose únicamente el puñado de monedas que había en la cafetera y un billete de cinco euros que encontraron en un cajón. Para recabar este exiguo botín agujerearon la cubierta, reventaron lunas y cristaleras, practicaron butrones y dejaron todo tirado. Huyeron sin ser vistos y agentes de la Científica acudirán a la empresa en busca de huellas para seguirles el rastro.

Este robo tuvo lugar sobre las dos de la madrugada. El ladrón o ladrones subieron al techo justo encima de la oficina principal. Allí, practicaron su primer butrón, se descolgaron hasta el piso, inutilizaron los sistemas de alarma y revolvieron toda la estancia. Esta oficina tiene puerta para salir, pero optaron por estallar las ventanas. Una vez fuera, recorrieron las instalaciones en busca de un dinero que no había y acabaron reventando una cafetera que funciona con monedas para llevarse la recaudación: 35 euros había en el cajetín, que se sumaron al billete de cinco euros que encontraron en uno de los cajones que abrieron y destrozaron a su paso.

Frustrados -se intuye- por el ruinoso golpe intentaron probar suerte en la nave contigua, Promocor. Realizaron otro butrón en la pared que separa ambas naves, un agujero perfecto por el que pretendían colarse. Pero entonces saltó la alarma de esta segunda empresa y no les quedo más remedio que abandonar el lugar.

Según ha podido saber este periódico, el periplo de estos ladrones pasó desapercibido a las cámaras de seguridad porque supieron desactivar el sistema, pero se espera que hayan dejado algún vestigio que ayude a los investigadores a dar con ellos. Se especula con que los autores hubieran visitado con anterioridad esta empresa, ya que sabían por dónde entrar para anular las alarmas y tratar de encontrar dinero, que era lo único que les interesaba, ya que no se llevaron nada más.

La denuncia fue presentada esta mañana en el puesto de la Guardia Civil de Camargo, que ha confirmado el suceso.