Camargo avanza en su estrategia para controlar el tráfico con videocámaras

Camargo controlará con cámaras de vídeo el estado del tráfico en el casco urbano.
Camargo controlará con cámaras de vídeo el estado del tráfico en el casco urbano. / María Gil Lastra
  • El Ayuntamiento prevé instalar en breve los equipos de registro de imágenes para después decidir dónde se ubican las nuevas cámaras

Una vez acabado 2016, el Ayuntamiento de Camargo está avanzando en su proyecto para controlar el tráfico en el casco urbano del municipio a través de cámaras de vídeo, una actuación que en el Presupuesto del año pasado contaba con una consignación de 25.000 euros.

Según explican desde el Consistorio, "en breve se va a comenzar con la primera fase en la que se van a instalar los nuevos equipos de grabación y de almacenamiento de imágenes. Hay que tener en cuenta que al estar previsto aumentar el número de cámaras lo primero que hay que hacer es efectuar mejoras en estos sistemas de registro, que también tienen que ser renovados para adaptarse a los nuevos formatos de imagen".

Como explicó la Policía Local en su momento, parte fundamental del proyecto, lo que se persigue en primera instancia es "modernizar el sistema actual" y sustituir la tecnología analógica que se estaba empleando hasta el momento, de manera que se dé paso a dispositivos digitales. ¿Qué implica esta mejora? Como efecto inmediato, un paso adelante en las cámaras instaladas en edificios públicos como el Ayuntamiento, la Comisaría o La Vidriera, entre otras instalaciones municipales.

Pero hay más. Además de buscar adaptar lo que se tiene a las nuevas tecnologías, el segundo pilar de esta iniciativa de optimización de la vigilancia gravita en torno al objetivo de avanzar en la seguridad del tráfico para mejorar la circulación tanto de vehículos como de peatones.

Según el Consistorio, la idea pasa por instalar un servicio de cámaras de tráfico en el centro del municipio que permita conocer el estado en el que se encuentran las principales entradas y salidas al núcleo urbano por carretera, permitiendo que se puedan "agilizar las intervenciones que sea necesario realizar en caso de que se produzcan incidencias". Esta nueva metodología igualmente redundará en la eficiencia de la Policía Local, ya que coadyuvará a que los agentes puedan desplazarse con mayor celeridad a los siniestros.

Precisamente, cuando estén instalados los equipos de grabación y almacenamiento, ése será el siguiente paso. "Una vez hecho esto habrá una segunda fase en la que se procederá a estudiar los lugares en los que se considera que deben ir colocadas las cámaras y el número de dispositivos de captación de imágenes que son necesarios", detallan desde la Casona.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate