El Gobierno pone vallas al teatro de Isla Pedrosa y aplaza su rehabilitación

Se ha instalado una valla en torno al edificio para evitar accidentes.
Se ha instalado una valla en torno al edificio para evitar accidentes. / Elena Tresgallo
  • La vicepresidenta regional afirma en el Parlamento que "no es una prioridad" el arreglo de esta instalación, aunque no descarta hacerlo en un futuro

El Teatro Infanta Beatriz, el pabellón Victoria Eugenia y otros edificios del complejo sanitario del islote de Pontejos tendrán que esperar a ser rehabilitados. Así se desprende de las palabras de la vicepresidenta y consejera de Medio Ambiente y Urbanismo del Gobierno de Cantabria, Eva Díaz Tezanos, que ha dicho en el Parlamento que "no es una prioridad" inmediata el arreglo de la techumbre derruida del Infanta Beatriz, aunque el Ejecutivo ha ordenando ya el vallado del inmueble para garantizar la seguridad de los visitantes, tal y como requirió el Consistorio.

El pasado mes de diciembre el tejado del Teatro Infanta Beatriz se vino abajo. El Ayuntamiento, a través de una moción propuesta por el PP local, pero respaldada por toda la Corporación, exigió a los propietarios (el Gobierno de Cantabria) que se tomasen las medidas oportunas de conservación del inmueble, y se garantizase la seguridad de las personas que pasean por la isla.

El expediente urbanístico municipal fue remitido a los organismos competentes, que han vallado del inmueble que, hasta ahora, a pesar del evidente riesgo de derrumbe, era accesible a todo el mundo que visitase Isla Pedrosa. Asi todo, la vicepresidenta regional admitía que, en estos momentos, para el Ejecutivo "no era una prioridad" realizar las obras de rehabilitación del inmueble, catalogado en el Plan Especial de la Bahía (PEB) como edificio a conservar, aunque según precisó la política no tiene una especial protección cultural como un inmueble BIC. "Se esta procediendo a instalar un vallado a su alrededor para garantizar la seguridad de cualquier persona y en estos momentos no tenemos ninguna obra prevista", respondió en el Parlamento a una pregunta de la oposición.

A la par, enumeró que años anteriores se habían rehabilitado cinco edificios y quedaban pendiente de arreglo tres. "El Gobierno ha hecho importantes inversiones, ninguna en los ultimos años, pero no hay previsa ninguna inversión en el teatro y es por una sencilla razón: esto también es un debate de prioridades y ahora la nuestra es la creación empleo y la atención a la emergencia social", resumió, tras opinar que el edificio derruido no tenía "ninguna protección", porque el PEB "no es un instrumento de protección", sentenció.

En los últimos días, desde Marina de Cudeyo se había avalado un proyecto de un joven arquitecto local, Juan Gandarillas, para arreglar algunas de las infraestructuras del proyecto, tales como el Pabellón Victoria Eugenia de 1914 y el viejo embarcadero. Proyecto que fue entregado en la Dirección General de Ordenación del Territorio hace unas semanas.

El derrumbe

A inicios del mes de diciembre de 2016, fueron los pescadores de la zona –que utilizan habitualmente el teatro para resguardarse del mal tiempo– quienes dieron la voz de alarma de que se había caído el tejado del edificio.

Aunque no sea un inmueble declarado de Interés Cultural, el Infanta Beatriz es uno de los edificios más emblemáticos de la isla, que fue construido en 1914, cuando se pasó de ser Lazareto a Sanatorio Marítimo Infantil por orden de Alfonso XIII. Al menos así se registra el catálogo monumental del Plan Especial de la Bahía (PEB), un documento aprobado en 2015 que, entre otros objetivos, contempla la necesidad de mantener "en buen estado de mantenimiento y conservación" este edificio y los del resto de la isla (el pabellón María Luisa, el edificio Reina Victoria o el María del Valle), por sus valores "históricos, arquitectónicos y paisajísticos".

Tras denunciarlo en un Pleno, el Ayuntamiento remitió el expediente al Gobierno de Cantabria, a través de varios de sus departamentos, y Demarcación de Costas, al objeto de hacerles cumplir "con la legalidad vigente" del ámbito estratégico de Pontejos. Un área, la de Pedrosa que se encuentra dentro del propio PEB, y que contempla la posibilidad de intervenciones singulares en la zona de usos dotacionales, de ocio y turismo. También se definen los criterios de conservación que no se han cumplido desde hace muchos años. Entre otros principios, la ordenanza municipal en vigor "establece el deber de conservación en buen estado de seguridad, salubridad y buen uso por parte de los propietarios" de edificios catalogados.