Los administradores de Emilio Bolado piden continuar con la tala en la costa de Loredo
/ DM

Los administradores de Emilio Bolado piden continuar con la tala en la costa de Loredo

  • Iniciativa Vecinal reclama al alcalde de Ribamontánal Mar que intervenga y propone la compra de los terrenos por parte del Ejecutivo regional

El Boletín Oficial de Cantabria sacó ayer a información pública la solicitud de autorización para la tala de árboles en zona de servidumbre de Costas en las fincas de Loredo próximas a la playa de Los Tranquilos, en Ribamontán al Mar.

Se trata de la petición cursada por los administradores concursales de la empresa Emilio Bolado a la Comisión Regional de Ordenación del Territorio y Urbanismo, para poder seguir su labor en esta franja protegida, en la que ya se habrían talado cientos de ejemplares sin saber que se necesitaba el permiso, hasta que se paralizó la corta por la presión y denuncias de la Plataforma Ciudadana SOS Bosque de Loredo.

El permiso que ahora pide la empresa para poder actuar en zona de servidumbre de protección del dominio público marítimo-terrestre, se solicitó hace un par de semanas, cuando se paralizó la tala, al advertir la compañía que el Ayuntamiento les había dado los permisos sin anunciarles que una parte de ellos estaba en zona de servidumbre, por lo que había que tramitar el permiso a la Crotu. Una tramitación que, según la versión de la maderera, tenía que facilitar el propio Ayuntamiento. El BOC publicaba ayer el anuncio de esa petición firmada por los administradores concursales de Emilio Bolado. El trámite se somete a información pública por espacio de 15 días.

De momento, la empresa ha conseguido reanudar los trabajos en el resto de parcelas que no están dentro de la servidumbre, gracias a la autorización que les devolvió hace unos días la Dirección General de Medio Natural, tras resolver que la actual calificación urbanística de estas parcelas fuera de los cien metros hacia la costa sí permitían la tala. No obstante, se reiteraron algunas garantías ambientales para que solo se talase especies de crecimiento rápido como pino y eucalipto.

Restauración de la finca

Por otro lado, el grupo municipal de Iniciativa Vecinal por Ribamontán al Mar con un edil en el Ayuntamiento solicitó ayer al alcalde, Francisco Asón, su implicación directa en la resolución del problema. Le recordó que 15 años atrás, él mismo se opuso a la tramitación del Plan de Ordenación del Litoral contando con el respaldo de los propietarios de esos terrenos.

Desde este grupo político se entiende ahora que las tornas han cambado y que ahora, Ribamontán al Mar «cuenta con un nuevo tejido social que hace suyos los principios del POL y que valora el medio ambiente como algo esencial.