Piden reducir la velocidad en las autovías que pasan por Camargo y Bezana

Vista de la autovía S-10 a su paso por Maliaño.
Vista de la autovía S-10 a su paso por Maliaño. / Antonio 'Sane'
  • La Mesa de Movilidad del Arco de la Bahía asegura que una disminución de la velocidad a 80 kilómetros por hora en las autovías A-67, S-10 y S-30 supondría una reducción en la contaminación atmosférica de la zona

La Mesa de Movilidad del Arco de la Bahía ha pedido hoy una disminución de la velocidad en las autovías A-67, S-10 y S-30, a su paso por los municipios de Camargo y Santa Cruz de Bezana, para conseguir así reducir las emisiones y la contaminación atmosférica.

En una nota de prensa, ha considerado que está "ampliamente" demostrado que la limitación de la velocidad en vías de alta capacidad ha reducido la siniestralidad y el consumo de combustible, lo que supone también disminuir la emisión de gases de efecto invernadero, de contaminantes atmosféricos y de ruido. También ha destacado que el municipio de Camargo tiene "el récord" al disponer de más salidas y entradas a vías de alta capacidad de Cantabria, por lo que, probablemente, sea "uno de los más altos" de España, al estar flanqueado por la A-67, la S-10 y la S-30 (Ronda de la Bahía).

Por eso, este colectivo reclama a la Dirección General de Tráfico que limite la velocidad a 80 kilómetros por hora en todos los tramos de autovías que discurren por las áreas pobladas de los municipios de Camargo y de Santa Cruz de Bezana. La Mesa de Movilidad del Arco de la Bahía ha defendido las consecuencias "positivas" que genera la reducción de la velocidad máxima en autovías y autopistas, como una menor siniestralidad o una reducción notable del consumo de combustible en un porcentaje que se puede estimar entre un 5 y un 10 por ciento. Asimismo ha resaltado que se reduce el consumo de petróleo, disminuyen también las emisiones de gases causantes del cambio climático, a la vez que de dióxido de carbono (CO2), que bajan también con estas disminuciones de velocidad, y se reduce el ruido que soportan quienes viven en las proximidades.

Para este colectivo se trata de una medida "sensata", que ha demostrado "con rotundidad" su eficacia en otros lugares similares. Es por lo que ha reiterado que los límites de velocidad sean más estrictos, de 100 kilómetros por hora en autovías, de entre 80 y 90 kilómetros por hora en carreteras secundarias de la red autonómica, que se cumpla el límite de 50 en grandes avenidas urbanas y se limite a 30 en todas las zonas residenciales.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate