"Calculo que en esta legislatura podría iniciarse el cubrimiento de las vías"

Esther Bolado posa en el balcón de su despacho en la Casona
Esther Bolado posa en el balcón de su despacho en la Casona / María Gil Lastra
  • La alcaldesa de Camargo, Esther Bolado, hace balance de sus primeros dos años de mandato en alianza con el PRC, gestión a la que da un "aprobado"

Camargo navega por la mitad de la legislatura, aunque la vorágine política municipal haga parecer que ha transcurrido mucho más tiempo. Un periodo en el que han pasado infinidad de cosas en la Corporación desde que la alcaldesa actual, Esther Bolado (PSOE), dejase en 2015 de ser la responsable de la Junta Vecinal de Escobedo para tomar las riendas del Ayuntamiento. Ahora, desde el despacho principal de la Casona, se da un "aprobado" a su gestión, que admite "más difícil" al llevar las riendas del Consistorio en minoría con el PRC tras la abrupta salida del edil no adscrito Marcelo Campos del equipo de gobierno mientras se investigaban potenciales irregularidades en la Plataforma de Alimentos, asunto que aún escrutan los tribunales.

"Claro que se puede mejorar, pero nos ponemos un aprobado al haber cumplido o estar poniendo en marcha todos los puntos recogidos en el acuerdo de investidura. Hemos tenido grandes aciertos, como la congelación de tasas, la reducción de sueldos políticos, la inversión en educación o el trabajo en el futuro Plan General de Ordenación Urbana (PGOU)", arranca la regidora.

Bolado precisa que "en el día a día la gestión es igual" a cuando Campos arropaba al Gabinete PSOE-PRC. "Lo que cambia es en el Pleno", admite para, acto seguido, lamentar la "actitud" del PP, principal partido de la oposición con diez de los 21 ediles de la Corporación. "No entiendo que en ciertos temas, como la congelación de tasas de este año, no nos hayan apoyado".

En este complicado encaje de bolillos en que se ha convertido aprobar medidas de calado en el Consistorio, Bolado tiene un pilar fundamental en su aliado de gobierno, el PRC liderado por Héctor Lavín. "Es una relación buena y estable, incluso de cara a repetirla en siguientes legislaturas", anota, para agregar que "no me planteo una remodelación en el equipo de gobierno salvo por algún motivo laboral de los concejales no liberados".

La minoría en que se hallan Bolado y su equipo sí tiene algunos efectos notorios. Por ejemplo, "a la altura de año en que estamos el Presupuesto prorrogado de 2016 va a seguir hasta final de ejercicio". Que no haya cuentas ‘ad hoc’ para 2017 implica "mucho más trabajo y complejidad" para acometer inversiones, aunque la alcaldesa las garantiza.

Plan General y vías del tren

Lo que sí avanza, según la primer edil, es el futuro Plan General, aunque con medio año de retraso sobre los plazos anunciados en primer término, que hablaban de presentar el documento inicial a finales de 2016. Seis meses de demora, pero no más porque ese trámite se va a hacer "ya, en 15 días a lo sumo. Se retrasó porque creíamos que debíamos hacer un trabajo previo antes de sacarlo a exposición pública, de modo que los informes sectoriales no nos lo echaran para atrás. Creo que vamos a ganar tiempo al final", por lo que la ambición sigue siendo aprobar el documento antes de las próximas elecciones. "Voy a luchar por ello".

Dentro del plan, tiene especial importancia el cubrimiento de vías. Actualmente, con tres soluciones encima de la mesa, la "intermedia" es la más factible. Una obra que afectaría a cerca de 300 metros entre la iglesia del Santo Cristo y las inmediaciones de la estación de tren de Muriedas Bahía. "El presupuesto iría en torno a cinco millones, de los cuales ADIF los tendría que asumir al ir el futuro desdoblamiento de vía por aquí. Es algo justo". Respecto a plazos, "calculo que en esta legislatura podría iniciarse la actuación".

Camargo también ha tenido que lidiar en esta legislatura con la transformación de su Servicio de Extinción de Incendios. Respecto a la gestión futura y definitiva del Parque de Trascueto, adscrito al 112 o bajo titularidad municipal, Bolado sostiene que "tenemos que seguir nuestro propio camino hasta que el Gobierno se decida". De momento, se sacará a oposición la plaza de jefe del Servicio, "así damos margen a la Consejería de Presidencia a ver si nos dice algo antes de sacar las plazas del resto de trabajadores".

Sobre qué sensación le gustaría dejar en los vecinos al término de la legislatura. "Me gustaría que me conocieran. Creo que estoy siendo muy cercana. Estoy recibiendo a todo el mundo, aunque hay días que no llego a todos. Es imposible".

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate