Las cigüeñas vuelven a Villaescusa

Las cigüeñas han vuelto a asentarse en la localidad campurriana
Las cigüeñas han vuelto a asentarse en la localidad campurriana / José Luis Sardina
  • La comarca de Campoo es para las cigüeñas una base de asentamiento fundamental y se calcula que hay en la zona 200 parejas sentadas

La localidad cántabra de Villaescusa de Enmedio cuenta ya entre sus vecinos con las cigüeñas que desde hace años le son fieles, y en la chopera donde habitualmente crían estas zancudas pueden verse ya alrededor de cuarenta nidos. Felipe González, de SEO/BirdLife, ha explicado a Efe que éste es el momento "álgido" para la puesta de las cigüeñas, dado que supone los inicios del período reproductor. Y es que, aunque las puestas suelen producirse a partir de marzo y abril, ya desde febrero se ve a las cigüeñas rehaciendo nidos para tenerlos preparados para ese momento y para incubarlos.

Villaescusa de Enmedio es un pequeño pueblo situado a pocos kilómetros de Reinosa y desde hace años se asocia su nombre al de la cigüeña, dado que la chopera de esta localidad es hogar de una colonia.

Felipe González indica que la comarca de Campoo es para las cigüeñas una base de asentamiento fundamental, tanto en Villaescusa, en el humedal de la vega del río Izarilla, como en la Península de La Lastra (Campoo de Yuso). Aunque esos son los puntos "más fuertes", los nidos pueden estar diseminados por otras zonas de la comarca campurriana, que es un foco principal de cigüeñas en Cantabria , junto a parajes concretos de la bahía santanderina.

En toda la comunidad, según el responsable de SEO/BirdLife, se podría estar hablando de en torno a 200 parejas, lo que da una idea de la importancia que tiene el núcleo de Campoo.

Desde finales de enero y febrero se han podido avistar los primeros ejemplares, y lo normal es que, terminado ya ese mes, la mayoría de la colonia campe ya por la zona.

Tanto es el afecto de los lugareños de Villaescusa por las cigueñas que construyeron un observatorio para otear estas aves que está situado en el punto más alto del pueblo, junto a la iglesia. Se encuentra sobre una plataforma de 1,5 metros de madera laminada y una superficie de 5 por 3 metros, donde se colocaron unos prismáticos para la observación de nidos.

Para esa observación también se puso una cámara web conectada a internet. Este proyecto fue clave para que Villaescusa recibiera el pasado año el premio de "Pueblo de Cantabria " que otorga el Gobierno regional, y que estaba dotado con 12.000 euros.

Se trata de un premio que se convoca para promover y apoyar la recuperación, mejora y mantenimiento de los diversos pueblos de Cantabria , con la idea de impulsar la defensa de los valores tradicionales, del entorno natural y ecológico, del patrimonio histórico, cultural y artístico y de la calidad de vida de los ciudadanos.