fotogalería

Un año más, el desfile de carretas típicas por las calles de Reinosa fue multitudinario / Daniel Pedriza

Las carretas más ingeniosas cierran las fiestas de San Mateo con un desfile multitudinario

  • La obra ‘Con carpintero y herrero se enyuga cualquier madero’, presentada por el pueblo de Salces, fue la ganadora del concurso de carretas del Día de Campoo

Los sones campurrianos fueron el gran éxito musical de ayer en Reinosa. Y es que, como siempre, los habitantes del sur de Cantabria se implicaron de una forma extraordinaria en la celebración de su festejo más singular, el Día de Campoo, fiesta de Interés Turístico Nacional. No estuvieron solos, puesto que de nuevo las calles de la ciudad se llenaron de visitantes desde primera hora de la mañana, ávidos de conocer esta celebración tan especial.

Las predicciones meteorológicas fallaron y no llovió durante este día, lo que permitió a todo el mundo disfrutar de la celebración. Por la mañana, miles de personas abarrotaban las calles y un gran número de ellas vestían trajes tradicionales, la mayoría campurrianos, pero también muchos de otras comarcas. Los rincones de Reinosa eran pequeños escenarios donde el público podía escuchar todo tipo de música tradicional, al rabel, a la pandereta, a la gaita, al pitu y al tambor...

A primera hora de la tarde, el público ya se agolpaba a la orilla de las calles principales de la ciudad. Algunos incluso decidieron colocar sillas en las aceras para disfrutar más cómodamente del espectáculo que estaba por venir: el desfile de carretas típicas, acto principal de este día. Mientras, algunos de los participantes, los más rezagados, aún se acercaban a la zona del parque de Cupido, desde donde partía la comitiva. La gran triunfadora de la jornada fue la obra presentada por el pueblo de Salces, ‘Con carpintero y herrero se enyuga cualquier madero’.

Un total de catorce carretas tiradas como siempre por parejas de vacas o bueyes engalanados, participaron en el concurso. Entre ellas se exhibían parodias, animales y grupos folclóricos que ponían la banda sonora al evento. Tras los cabezudos y la Banda de Música, llegaba la carreta de la reina y las damas de San Mateo 2016, elaborada por la peña Los Formidables, despidiendo entre serpentinas y confetis a Claudia de la Pinta, Andrea Salces, Patricia Sedano, Tamara Cabuérniga y Lucía Tessier.

Pueblos y costumbres

Como cada año, eran muchos los pueblos campurrianos que participaban en este acto, recordando formas de vida y trabajos del pasado, o algunos no tan antiguos, y estampas de la riqueza y la cultura del sur de Cantabria. Como viene siendo habitual, la localidad de Requejo, en Campoo de Enmedio, fue la que más carretas presentó al concurso. Participaron también Proaño, Salces, Cañeda, Orzales, Villapaderne, Valdeolea, Aguayo, Retortillo, Villar y con una sola carreta realizada de forma conjunta, ‘La Cabaña, el sel del maestro’, Fontecha, Aradillos y Fresno del Río. No faltó a la cita, fuera de concurso, la tradicional carreta de La Ronda de La Esperanza de Requejo, repartiendo torreznos entre el público porque «en casa del Tiu Pepe todos comen bien».

Esta edición del desfile de carretas ha estado protagonizada por distintas parodias y estampas, como la antigua escuela, las fiestas de los pueblos como San Pantaleón en Cañeda, los oficios como el del componedor, con su correspondiente fragua, o los relacionados con la agricultura y la ganadería. Y es que los animales son otros de los protagonistas indispensables de esta cita, en la que los campurrianos aprovechan para mostrar sus mejores ejemplares.

Sin ninguna duda, impresionaron al público las parejas de vacas y bueyes tudancos que tiraban de los carros, algunos de ellos de extraordinarias dimensiones, como los de la carreta ‘Las bodas de oro de la Tomasa se celebran en casa’, de la peña Los Indomables de Requejo. Caballos, carneros, ovejas, burros, mulas, perros, e incluso gallinas y pollos, desfilaron por las calles de la ciudad como buenos campurrianos.

Buen espectáculo

Participaron también las escuelas de folclore de la comarca, como Luis García, de Fresno del Río, o la Escuela de Pandereta de Reinosa, y los grupos de baile San Sebastián y La Cagiga, así como todas las rondas de mozos de la zona. Todos ellos, se esmeraron en ofrecer un buen espectáculo durante todo el desfile, y especialmente al pasar por la Plaza de España, donde se encontraba el jurado y la tribuna de autoridades, encabezada por el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla.

El jurado tuvo en cuenta, a la hora de valorar las distintas carretas presentadas al concurso, el carro, la pareja de reses, la comedia y el acompañamiento. Tras la carreta de Salces, quedó en segunda posición la de Los Indomables de Requejo, ‘Las bodas de oro de la Tomasa se celebran en casa’. En tercer lugar se clasificó el pueblo de Villar, con ‘Pa las natas que les dieron…’, y en el cuarto, Orzales, con ‘Recomponedor, oficio para el recuerdo’.

Una vez terminó el desfile, pasadas las siete de la tarde, la Plaza de España se llenó de música, con la actuación de los ganadores del certamen folclórico, germen de esta fiesta que nació en 1895 como el Día de las Cantadoras. El concierto que ofreció Versión Pop por la noche en la Plaza de España, sirvió para poner punto y final al Día de Campoo, y a las Ferias y Fiestas de San Mateo 2016, que comenzaron el pasado dieciséis de septiembre y han vuelto a congregar a miles de personas.