Los bomberos se retiran del incendio de Requejo, en el que quedan brasas controladas

vídeo

Los bomberos intentan extinguir el incendio y salvar las pacas que quedan. / Mar Serna

  • El fuego, que se inició por causas que se desconocen en la madrugada de este domingo, ha quemado 1.500 pacas de hierba, avivado por el viento sur

La carga de fuego y humo por el incendio originado la pasada madrugada en una pila que albergaba 1.500 pacas de hierba en Requejo (Campoo de Enmedio) "ha descendido de manera muy importante" y la labor de los bomberos ha terminado, aunque habrá retenes de vigilancia.

El parque de bomberos del 112 de Reinosa, que ha trabajado desde la pasada madrugada en la extinción del incendio de pacas de hierba de Requejose ha retirado ya tras recoger el material que han utilizado

El incendio está prácticamente extinguido, quedando en el lugar brasas que seguirán ardiendo de forma controlada hasta consumirse. Se han realizado durante el día labores de perimetración de la zona quemada a modo de cortafuegos, con el objetivo de concentrar el material afectado y evitar que los rescoldos puedan propagarse.

Están previsto un reten de vigilancia por parte de los bomberos del 112, para realizar revisiones periódicas durante la madrugada próxima y mañana, lunes, por lo que la zona estará vigilada.

El fuego, iniciado por causas que se desconocen, alcanzó este domingo por la mañana una importante virulencia dada la alta capacidad de combustión del material quemado, avivado por el viento sur que sopla desde la noche del sábado. Las pacas, que formaban una estructura de unos siete metros de alto, cuarenta de largo y seis de ancho, se encontraban al aire libre por lo que no hay que lamentar daños en personas o infraestructuras.

Fueron vecinos de la zona los que alertados por la magnitud de las llamas dieron aviso del incendio a la Guardia Civil y al Centro de Gestión de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria, desde donde se movilizó a dos parques de bomberos del propio servicio para atender la incidencia.

Los bomberos se retiran del incendio de Requejo, en el que quedan brasas controladas

A su llegada efectivos de los parques de Reinosa y Los Corrales de Buelna realizaron cortafuegos para salvar el mayor número de pacas posibles y minimizar así los efectos del fuego, y procedieron a controlar las llamas en las bolas que ya estaban ardiendo. Por la acción del viento sur, que trasladaba pavesas y humo hacia viviendas y naves que también contenía hierba, se solicitó el apoyo de voluntarios de la Agrupación de Protección Civil de Reinosa, que han efectuado batidas por la zona para controlar que no se iniciara un foco secundario.

En estos momentos, la situación está totalmente controlada.