Envían a prisión al presunto autor del incendio de Requejo

Imágenes del incendio, que se prolongó durante el día y la noche, en Requejo. / Mar Serna
  • La jueza estima la petición de la Fiscalía y de la acusación particular ante la «solidez» de las pruebas presentadas y por la situación de riesgo para las víctimas

El Juzgado Nº1 de Reinosa decretó ayer prisión provisional sin fianza para el presunto autor del incendio que el pasado domingo arrasó en Requejo 1.500 rollos y cerca de 700 paquetones de hierba, propiedad de la ganadería Macho Balbás. A. L. L., de 50 años de edad y vecino también de este pueblo de Campoo de Enmedio, fue internado en el penal de El Dueso a la espera de juicio.

La jueza titular estimó la petición de la Fiscalía y de la acusación particular, reconociendo como agravante el hecho de que ya se habían juzgado otros hechos similares y que existía una situación de riesgo para las víctimas.

Según explicó el abogado de la acusación particular, Julio García, la medida es «contundente» y responde a la «solidez» de las pruebas y los testimonios presentados respecto a la autoría del incendio que tuvo lugar el pasado domingo en una finca de Requejo, propiedad de la citada ganadería.

Los bomberos del 112 de Reinosa, con el apoyo del parque de Los Corrales y la colaboración de Protección Civil, trabajaron intensamente durante toda la madrugada y posterior jornada para controlar y sofocar un incendio que avivaba el viento sur y que llegó a poner en riesgo a las naves y casas colindantes.

Según reconocía ayer Angelines Balbás, el fuego se llevó por delante el «trabajo de todo un año y el sustento de la ganadería: 1500 rollos y unos 700 paquetones de hierba». «Estimo que el coste económico podría rondar los 60.000 euros y por desgracia no todo estaba asegurado», se lamentaba la propietaria.

«Esta situación viene de lejos, pero se ha intensificado en el último año. Hemos interpuesto numerosas denuncias contra este vecino por la rotura de las lunas de los vehículos familiares y el destrozo de neumáticos de maquinaria agrícola, muchas de las cuales se encuentran a la espera de juicio», reconoce la ganadera. «A principios de año le sorprendí en el corral de mí casa rompiendo el coche, ya lo había hecho con anterioridad, pero en esta ocasión se recabaron las pruebas suficientes y fue condenado». «Por desgracia la sentencia no fue suficiente y ahora el suceso se ha vuelto a repetir, poniendo en riesgo además a los vecinos», concluyó Balbás.

La acción del viento sur, que trasladaba pavesas y humo hacia las viviendas y naves colindantes, requirió por parte de los bomberos el apoyo de los voluntarios de la Agrupación de Protección Civil de Reinosa, que efectuaron batidas para evitar un foco secundario.

Los bomberos de Reinosa, los últimos en retirase pasadas las 20.30 horas, efectuaron una perimetración de las brasas para que se consumieran de forma controlada, además de realizar diversas salidas para vigilar la situación.