La nieve llega con fuerza y Alto Campoo espera abrir "a mediados de semana"

  • Con una alerta naranja para hoy y mañana, en la estación esperan cinco días de nevadas, lo que debería permitir probar los cañones en las próximas horas

En Reinosa, justo en una semana, estarán celebrando San Sebastián. Día 20. "Nos gustaría tener la estación abierta al 100% para ese día", dicen desde Cantur. En realidad, en Alto Campoo esperan poder abrir las puertas un poco antes. La nieve llega por fin a Cantabria, que desde anoche ya parece haber metido de verdad los pies en el invierno. Fue una madrugada agitada, con los primeros copos en numerosos puntos y con un temporal en la mar que dejó –eso estaba previsto– olas de hasta cinco metros bien cerca de la costa. Alerta naranja. "Tenía que llegar", apuntan desde la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Ellos pronostican "un aporte importante de nieve" durante los próximos cinco días. "Sí todo va bien, la idea es poder abrir a mediados de la semana que viene", adelantan desde la estación de esquí, que hoy mismo podría empezar ya a producir nieve artificial con unos cañones que aún están sin estrenar.

así está la situación

Lo primero fue "el pico" del temporal de olas. "De madrugada", explicó a este periódico José Luis Arteche, delegado de Aemet en Cantabria. Por si las moscas, ayer tarde ya cerraron al tráfico la avenida de García Lago, en Santander, y el minizoo de La Magdalena. "El frío va a continuar y se reconducirá la situación en el comienzo de la semana próxima", explicó el experto. Frío y nieve. La zona centro de la comunidad y el Valle de Villaverde permanecerán hoy en alerta naranja –en el Sur la alerta será amarilla–. La cota, de hecho, estará en los quinientos metros en algunas horas del día. Una situación (incluido el aviso) que se mantendrá sin grandes cambios también el sábado. "El anticiclón se va y entra un aire que viene de latitudes más frías. Desaparecerá ese fenómeno de la inversión térmica y las temperaturas serán más bajas en las zonas altas que en los valles. Son, en principio, condiciones favorables para la nieve. Una nieve que claro que va a durar, aunque eso depende, sobre todo, del viento", comenta Arteche.

A esas palabras se aferran en Cantur para planificar los próximos días en Brañavieja. Con cautela, porque a eso de las tres de la tarde de ayer, en El Chivo tenían siete grados y el color blanco brillaba aún por su ausencia. Miraban al cielo esperando el cambio anunciado para la tarde y echaban cuentas. "Para meter las máquinas que pisan la nieve para preparar las pistas hace falta un espesor de nieve recién caída de 35 o 40 centímetros. Tiene que caer eso y que las condiciones de visiblidad sean buenas para prepararla. Por eso, la idea es abrir a mediados de la semana que viene", detalló Javier Carrión, director general de Cantur. Abrir con nieve natural y también "de producción". O sea, artificial. "En el momento en que se pueda, probaremos los cañones. Ya sea viernes (hoy), el sábado o el domingo. Y si podemos, los mantendremos en producción todo el tiempo que sea posible. Todo está listo para probar los cañones desde mediados de diciembre, pero no se han dado las temperaturas necesarias".

Apertura "con continuidad"

Carrión recuerda que el año pasado se abrió una semana suelta en enero y hubo que esperar hasta febrero para repetir y mantener con cierta continuidad la persiana levantada. "Si abrimos ahora esperamos que sea una apertura definitiva, con continuidad. Para eso, entre otras cosas, están los cañones". Algo que entiende debe ayudarles a recuperar parte del tiempo perdido. Consciente del efecto de la falta de nieve en diciembre para la venta de abonos, cree que todavía están "a tiempo". "No de batir récords, pero sí de hacer una temporada normal. Puede ser casi recuperable".