«La poesía te brota, es casi una necesidad vital»

Almudena Campuzano confiesa también que devora mucha narrativa
Almudena Campuzano confiesa también que devora mucha narrativa / Daniel Pedriza
  • Almudena Campuzano, ganadora del premio ‘Manuel Arce’, presenta su libro de poemas que edita el campus

La prudencia, y también algo de timidez, le impiden presumir de su talento, una habilidad casi innata para la poesía. Almudena Campuzano, alumna de Ingeniería Química y ganadora en la edición 2014 de los Premios literarios ‘Manuel Arce’ del Consejo Social de la UC, recibe ahora cerca de 40 ejemplares de su obra impresa ‘Anteros’: «Una mezcla de poemas que escribí con 15 años, y alguno de los últimos. Todos están unidos por los mismos sentimientos, por un mismo hilo conductor», matiza.

Quizá el mismo que cautivó el corazón del jurado que le otorgó el mejor de los premios, que le llega precisamente ahora: ver su obra publicada. «En realidad no creo que tenga nada diferente del resto de gente que se presentó al certamen. Hay muchos poetas buenos en Cantabria, muy buenos. Lo que pasa es que tal vez en ese momento concreto lo que yo expresaba en esos versos alcanzó la empatía del jurado por lo que fuera», y con ello se quita presión, porque a Almudena no parece gustarle ser el centro de atención.

Dice que la poesía le permite expresar aquello para lo que no encuentra otra vía. «Si estás tomando un café con alguien no te vas a poner trascendental a hablar de estas cosas que sí puedes verter sobre un verso», cuenta la alumna de segundo curso de Ingeniería Química. En su cabeza hay espacio para sendas vertientes: los números y las letras. «No creo que sea una frontera real. La hemos inventado culturalmente. A alguien le pueden interesar las ciencias y el arte a la vez. Creo, de hecho, que son conceptos que están ligados porque el conocimiento científico tiene mucho de creativo también». «Lo importante en esta vida es formarte en todo lo que puedas, y de todo se puede aprender».

¿Un futuro artístico?

La formación académica más orientada a las artes permanece latente, a la espera de que llegue su oportunidad. «Primero quiero terminar esta etapa. Después, el tiempo dirá. Pero sí que me gustaría cursar unos estudios más orientados hacia la creación artística porque de verdad que me he quedado con las ganas».

Continuará escribiendo: «Es casi una necesidad vital. Te brota como un impulso que no puedes contener». El segundo certamen al que se presentó, el prestigioso José Hierro, le reconoció en su edición XXXIV –en 2015– con un accésit por el original titulado ‘Buit’.