La baja sajonia

La receta presentada en el plato lista para degustar. /
La receta presentada en el plato lista para degustar.
¿QUÉ HAY DE CENA PAPI?

Cómo hacer un schlachtplatte

Semana de vacaciones en los colegios para los niños de nuestra región y aprovechamos para hacer un viaje a visitar a la familia, esta vez toca Hannover, situado en la Baja Sajonia alemana.

Como siempre, me encanta aprovechar estos viajes para sumergirme en la cultura y la gastronomía de cada lugar que visitamos. En Hannover, al igual que en el resto de la región, son protagonistas las salchichas, normalmente de carne de cerdo y particularmente en la ciudad se sirve una delicia en forma de plato que se llama schlachtplatte consistente en una gran variedad de carnes que se suele comer en invierno, coincidiendo con la época de la matanza. Y es que la cocina de la región denota un fuerte carácter campesino y ganadero. La patata y la col son las grandes reinas de los acompañamientos para estos contundentes platos.

Respecto al pescado, la anguila ahumada así como el arenque se llevan la palma sin ningún género de dudas. Las sopas son capítulo aparte, y en cuanto llegas aquí te das cuenta de por qué triunfan de tal manera: son imprescindibles para aplacar el frío que hace por sus calles y esto explica que incluso para desayunar tomen contundentes sopas con infinidad de verduras y carnes deshuesadas y ahumadas que transmiten un carácter fuerte a la sopa, todo acompañado de una rica y no muy fría cerveza rubia.

Cómo hacer un schlachtplatte en toda regla

Así que os voy a enseñar cómo hacer un schlachtplatte en toda regla, con su salchicha su col verde y su speck, que es una especie de panceta curada y ahumada que está increíble.

Procederemos en primer lugar a escoger los ingredientes, lo más parecido que podemos encontrar fácilmente en nuestras tiendas o carnicerías. En primer lugar es la carne de sajonia, esos filetes o chuletas ahumados que proceden del cerdo y que son muy parecidos a las chuletas de cerdo tradicionales pero se hacen en salazón y ahumando las posteriormente. La col cobra un gran protagonismo también en este plato, una col verde, que puede ser sustituida por coles de Bruselas, aunque el resultado final no sea exactamente el mismo. Las patatas cocidas o en salmuera también forman parte de este festín, que finalizamos con las salchichas y el speck.

Las salchichas se llaman pinkelwrust. Están elaboradas con carne de cerdo y hierbas aromáticas, la piel es dura y tienen, cómo no, el clásico toque ahumado. Se elaboran y se consumen en invierno, acompañadas de la antes mencionada col verde.

Al final no deja de ser un cocido con las carnes, salchichas y verdura que acompañamos con patatas. Ponemos en una olla las carnes más duras, las chuletas, y la panceta para que se vayan cociendo. Después de un tiempo cociendo añadimos las salchichas y por último la col cortada fina y unos granos de pimienta.

No es necesario añadir sal ya que todas las carnes aportarán la sal necesaria al guiso. Finalmente, una vez que tenemos todo cocido en el caldo resultante, introducimos unas patatas que nos servirán de acompañamiento.

Plato contundente que se sirve en una fuente con la col en la base y por encima todas las carnes, espectacular para compartir y tomar con un poco de mostaza, cerveza y amigos.

Siempre os lo digo pero es una gozada el poder conocer distintas culturas y sobre todo la gastronomía de los sitios que visitas, porque dice mucho de sus habitantes y te enriqueces probando platos distintos a lo que estás habituado.

Como experiencia también os quiero contar que tuve el honor de cocinar una comida para la plantilla el equipo de balonmano de la ciudad, el TSV Hannover-Burgdorf, de la Bundesliga alemana, formado por jugadores de casi toda Europa que resultó un éxito, dicho por ellos, aunque no fue fácil calcular las cantidades porque no veáis lo que comían los 'angelitos'.

Fotos

Vídeos