Café durazno

RAÚL ALONSO SÁNCHEZ

En pleno comienzo del mes de septiembre los visitantes a nuestra comunidad autónoma van descendiendo de forma progresiva, volviendo a sus respectivas rutinas, lo mismo que nos toca hacer al resto de los mortales. El verano llega a su fin y el periodo vacacional de la mayoría concluye. No obstante, estos turistas van sustituyéndose por otros que han decidido poner sus vacaciones en estas fechas, sin duda, algo más tranquilas.

Yo vuelvo de las fiestas de Calahorra en las que se prepara una bebida especial que se da gratuitamente a la gente que visita las sedes de las peñas, bebida que ya he comenzado a ver en algunas de las casetas de las fiestas de Santander. Zurracapote se llama y ya os he hablado en alguna ocasión de él. Uno de sus principales ingredientes es el melocotón (durazno) que se deja macerar en la bebida durante unos días.

Pues hoy, el café de esta semana tiene ese ingrediente en una de las partes. Se trata de una crema de durazno, elaborada con duraznos deshidratados que una vez hidratados (reservamos el agua) los mezclamos con un jalea elaborada a partir de azúcar y agua mineral y lo trituramos todo generando una crema ligera del color del propio durazno.

La crema la ponemos en la parte de abajo del vaso, a modo de fondo. Ahora preparamos el café espresso y lo ponemos con máximo cuidado sobre la crema en el vaso. Rematamos la presentación con una espuma del propio durazno. ¿Os acordáis del agua de hidatarlos? Ponemos ese agua en un sifón de cocina y añadimos clara de huevo liofilizada. Añadimos una carga y dejamos reposar. Y así terminamos nuestra presentación.

Bueno os dejo que tengo que comenzar a preparar la vuelta al trabajo..., y al cole... Un saludo y un espresso, por favor.

Fotos

Vídeos