Exquisitos bocados con sabor autóctono

Sebastián Larralde. :: dm/
Sebastián Larralde. :: dm

Sebastián Larralde, del Café Bar Siete Villas, se impone en una edición en la que ha destacado el alto nivel de los participantes

JOSÉ LUIS PÉREZ

El pincho denominado 'La Pasión de Santoña', elaborado en Café Bar Siete Villas (Calle Aro nº 10) por su propietario y chef Sebastián Omar Larralde se proclamó ayer triunfador absoluto de la décima edición del Concurso de pinchos de Santoña, organizado por la Cofradía de la Anchoa.

No es la primera vez que este establecimiento conquista la primera posición. En 2016, también ganó con un pincho que se denominaba 'Embrujo de machina'. Ahora, este nuevo triunfo acredita al Siete Villas como uno de los establecimientos de referencia en materia de cocina en miniatura en Santoña.

El Café Bar Siete Villas, ubicado en una céntrica calle de la villa marinera de Santoña, además de pinchos especiales, tiene entre sus especialidades una gran variedad de raciones como anchoas, rabas, albóndigas, croquetas caseras, empanadillas, pimientos, pulpo, tabla de quesos, ensaladas...

Siete Villas era uno de los seis finalistas que pasaron el primer corte a partir de la cata del jurado técnico en el que formaron parte miembros de la asociación de catadores Umami. El resto de los finalistas fueron La Lonja, Kendra Bistrot, Amayuela, Cannalla Gastro & Music y As de guía.

El cocinero y propietario del Siete Villas, Sebastián Omar Larralde nació en Mar del Plata (Argentina) en 1975 y se enamoró de la profesión de cocinero viendo de pequeño a su abuelo. Le gusta trabajar con las anchoas y con el bacalao, formula una cocina de corte tradicional y su plato más emblemático son los champiñones en salsa.

Otros premios

Además del primer premio de Siete Villas, el jurado de la gran final decidió distinguir con el premio a la mejor presentación a Taberna Amayuela, mientras que el premio especial del jurado fue para Kendra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos